domingo, diciembre 09, 2012

MARVEL BITS XXVI: Spider-Man 3 Invasion of the Spider-Slayers (1993)





Hola amigos bienvenidos una vez más a Marvel Bits, la sección de los Archivos de Typhares dedicada a comentar de manera cronológica todos los videojuegos que hayan estado protagonizados por personajes de la Casa de las Ideas. Ya son veintiséis entregas, estamos en 1993 y el mercado doméstico se empezaba a poner interesantes con la crecida de las 16 bits y la llegada a nuestro país de consolas más minoritarias (y caras) como la Neo Geo y la Turbo Grafx, grandes ausentes de esta sección pues no tuvieron ningún juego de Marvel.

El juego que nos ocupa “Invasion of the Spider-Slayers” es la tercera entrega del trepamuros para la pequeña de Nintendo, la Game Boy, es posiblemente uno de los juegos más difíciles y más mediocres de cuantos tuvo la portátil bi-color. Programado por la Prolífica LJN fue además uno de los últimos juegos que sacó aprovechando la licencia de Marvel que más tarde saltó a manos más competentes, además de ser compartida por varias compañías, Capcom entre otras como podréis leer aquí dentro de un tiempo.

Lo más destacable de este cierre de trilogía fue que salió simultáneamente a la historia homónima del cómic que comenzó en The Amazing Spider-Man 368 de J.M. Dematteis y Aaron Lopresti. Una saga igual de intrascendente que este juego. Que iba precisamente de Spider-Man peleándose con los dichosos robots.

He comentado que es un cartucho mediocre porque técnicamente es curioso como el sprite de Spider-Man está “asombrosamente” bien animado pero su tamaño es completamente ridículo y si a esto le sumamos al hecho de que estamos hablando de la portátil de Nintendo ya os podéis hacer una idea de cual es el resultado ¿verdad?

La música es inexistente, así como los fondos y la maniobrabilidad del personaje tres cuartos de lo mismo, acertar con el salto mientras te balanceas es poco menos que imposible, así como acertar a los enemigos con las redes o los golpes.

Lo único que me resulta más o menos destacable a nivel de originalidad es que en una de las primeras fases ambientadas en Central Park, Spider-Man tiene que ir machacando ladrones de tres al cuarto pero hay que tener cuidado con los viandantes que leen el periódico, si hostiamos a uno, la penalización es de aupa. Pero quitando esto, de los más olvidables.






3 comentarios:

XAVI dijo...

Yo tenía el Spider-Man 1 para GameBoy y era chunguísimo el pasárselo enterito. Sólo lo logré una vez.

XAVI dijo...

Por cierto, empecé a engancharme a Spider - Man de forma "más o menos regular" gracias a esa saga. Puede que sea algo mediocre, pero era entretenida. Luego vendrían cosas MUCHO PEORES.

Hoy día, rezo para poder encontrar una saga que me devuelva las ganas de hacerlo tras el despropósito de CIVIL WAR y ONE MORE DAY

XAVI dijo...

Por cierto, la Saga de "La Invasión de los Mataarñas" es de David Michelinie y Mark Bagley. Fue en esa epoca donde se produjo el mega-crossover arácnido MATANZA MÁXIMA.

La trama más interesante era la de los "padres" de Peter.