miércoles, diciembre 12, 2012

MARVEL NO STOP XXII: Return of the Incredible Hulk (1988)


Hola amigos, bienvenidos a Marvel No Stop. Ya estamos apunto de llegar a los noventa, década en la que Marvel sólo estrenó Blade en los cines, pero todavía queda mucho para eso. Primero tenemos que finalizar con la década prodigiosa, años tumultuosos donde la Casa de las Ideas buscaba una expansión por otros medios que se resistía.
 

 Fueron tiempos difíciles para la creación de nuevos conceptos televisivos, dos series de animación como Pryde of the X-Men o Solarman se quedaron en sendos capítulos. Así que la mejor idea parecía ser volver sobre seguro al mayor éxito que había tenido la editorial en el mundo de la ficción audiovisual: El Increíble Hulk.

Así retomando la serie de imagen real de la NBC con el mismo equipo y los mismos actores, en 1988 se estrenó directamente en la pequeña pantalla “El Regreso del Increíble Hulk”. Hasta ahora todo guay, no parecía ser más que un retorno a la “grandeza” en forma de película, que en realidad no era otra cosa que un capítulo más largo de lo “normal”.

Lo mejor viene con la trama. David Bruce Banner lleva dos años sin transformarse en Hulk, trabaja en unos laboratorios con un catalizador de Rayos Gamma, tiene una mujer estupenda y una casa en la playita. Entonces un buen día llega un antiguo alumno suyo llamado Donald Blake…. Ahora estaréis todos diciendo ¿CÓMO? ¿QUÉ? Pues eso. Aquí llega Donnie y le cuenta que gracias a un bastón puede invocar al dios Thor. Así que porque quedarse en palabras cuando el movimiento se demuestra andando, invoca a Thor  (golpeando el bastón en el suelo y gritando Odín) y del susto y el jaleo Banner vuelve a convertirse en Thor.

Como lo oís. A esto le sumamos una organización criminal que quiere el catalizador para hacer cosas malas y al periodista Jack Covin que vuelve también a escena para seguir intentando desentrañar el misterio tras el Goliat Esmeralda.

La NBC pretendía con esta “película” dar a probar a Thor al gran público para después lanzar una serie protagonizada por él. Pero no coló claro y pese a la importancia histórica de este bodrio ya que no deja de ser el primer crossover de imagen real en la historia de Marvel, la película es muy mala y este Thor poco tiene que ver con el que conocemos.

Donald Blake sobra decir que no es médico, además él y Thor son personajes separados que interactúan cuando el primero invoca al primero y aunque hay un par de momentos bastante chispeantes por las petas que tienen el uno con el otro resulta bizarro no, lo siguiente. Pero en honor a la verdad hay que decir que la escena del Thor mujeriego y aficionado a la bebida del bar queda muy divertida.

Experimento fallido que ha disgustado incluso a mi mente nostálgica que recuerda los veranos de Telecinco cuando emitían las pelis de Hulk por la mañana. Lo peor de todo es que todavía quedan dos telefilmes más.
Espero que os haya gustado, y si no… comentad!!

3 comentarios:

The Korinthian dijo...

Esa me la ví yo en la tele...jajajaaj

Anónimo dijo...

hola a todos a mi me parecio buena la peli,debemos reconocer que gracias a esta serie se conocio a hulk ho me equivoco le doy 10 a esta peli

Yota dijo...

Gracias por los coments!

Kori: Yo también jejej.

Anonimo: Efectivamente gracias a la serie todo el mundo conoció a la masa y también gracias a la atracción de feria