sábado, diciembre 15, 2012

SONATA ARCTICA 2012 TOUR. Genial Noche Powereta en Madrid.


 
Esto de ir de conciertos es una lotería. Entre decepciones y sorpresas, noviembre ha sido un mes cojonudo. Cuatro fines de semana con cuatro conciertos de bandas internacionales que a priori me interesaban entre mucho y bastante. Comenzamos con Y&T que son una bandaza de narices en directo pero que entre que la sala estaba abarrotada y que contaron con mal sonido, el resultado quedó un poco enmascarado.

Siete días más tarde le tocaba a WASP, el que para mi iba a ser el concierto del año, una gira de aniversario con un concierto de larga duración y un telonero especial. Pues los WASP en si cojonudos, pero tocaron su habitual hora y media y de teloneros nada de nada, aquí no digo nada de Blackie porque todo huele a estafa de la promotora. Y llegamos a la tercera semana con el bolo que nos ocupa, los finlandeses Sonata Arctica. Me apetecía verles, porque su último disco aunque alejado de sus cañeros inicios poweretas felizones me gustaba mucho con esos toques “prog”. 

Además es la quinta vez que les veo en directo, aunque no los disfrutaba en sala desde octubre de 2008. Pero antes de entrar con los Sonata, el concierto también me llamaba porque abrían “Battle Beast” una banda nueva que pisaba por primera vez España y que son los ganadores del concurso para novatos de Wacken en 2010. Lástima que entramos cuando el concierto ya estaba terminando, puesto que salieron a escena con treinta minutos de antelación a lo que estaba indicado no sólo en las entradas si no también en los pressbooks de los medios especializados. 
 
Como fuera, son un grupo a tener en cuenta, me gustó especialmente “The Band of The Hawk” de lo poco que pude escuchar. A las nueve y media volvía a apagarse las luces y salieron atronadores Sonata Artica, empezando con un tema de su último trabajo “Only the Broken hearts” un temazo de los buenos, de los que se te quedan bien grabados en la cabeza desde la primera vez que los escuchas. El set en mi opinión fue bastante equilibrado con algunos temas clásicos (los de siempre en plan sota, caballo y rey) y temas de su época actual más pausada, de todas en formas al principio del show se marcaron un buen remember con “Black Sheep” o “Broken”. 

Se recuperaron algunas golosinas como “The Gun” y durante todos los cortes mostraron una actitud y aptitud con el público digna de elogio, no pararon ni un momento moviéndose por todo lo que ocupa el modesto escenario de La Riviera. Fue un set de 17 temas que me supo a poco porque además fueron a peñón fijo, sin tonterías cosa que es de agradecer.

 La intensidad bajó únicamente y porque era necesario cuando se marcaron un muy currado set acústico con “Tallulah”, “The Dead Skin” y la versión de Bon Jovi “Wanted Dead or Alive”. Destacar que esto no gustó demasiado entre el escaso público que allí había (no creo que llegase a la mitad de su aforo) ya que esperaban otra cosa sin duda. Yo los he visto ya tantas veces que el hecho de que se marquen cosas así de originales no me disgusta en absoluto. 

Para finalizar tras el original bis (los músicos entraron y Tony se quedó marcándose una tonadilla country), el respetable obtuvo lo que quería y sonaron “Replica”, “Full Moon” y “Don´t Say a Word”. Lo disfruté mucho, de verdad. Iba con pocas expectativas, pero ya han conseguido que tenga ganas de volver a verlos. 

La próxima vez probablemente en la Arena o Caracol, ya que los Sonata son fijos en España pero la crisis hace que sus fans varíen mucho de una vez a otra.

No hay comentarios: