lunes, enero 28, 2013

A DOS METROS BAJO TIERRA T.1 La Muerte Os Sienta Tan Bien.


Por fin me he puesto con esa puta maravilla que es A Dos Metros Bajo Tierra, creación de Alan Ball para la HBO, una serie que ya tiene algo de solera pues empezó a emitirse en 2001 y finalizó en 2005. Calificada por todo el mundo que la ha visto como una obra maestra. La reseña que ahora nos ocupa es de la primera temporada, no hay spoilers y rogaría que quien la haya visto entera tampoco los suelte en los comentarios pues dicen que el final de la serie es de los mejores de toda la historia de la pequeña pantalla.
 

A Dos Metros Bajo Tierra es una serie de difícil clasificación, si me veo obligado a ponerle una etiqueta sería sin duda la de drama familiar con todas sus consecuencias, el primer capítulo comienza con la muerte del excepcional Richard Jenkins, que interpreta a Nathaniel Fisher Sr. Dueño de la funeraria Fisher e Hijos… y de manera ciertamente surrealista este personaje una vez muerto interactuará con su familia ya sea mediante flashbacks, flashforwards, sueños, alucinaciones o directamente conversaciones que encajan a la perfección.

La disfuncional familia está formada Nate Fisher Jr. (Peter Krause) el hijo mayor incapaz de mantener una relación, adquirir responsabilidades y con un gran síndrome de Peter Pan; Davi Fisher (Michael C. Hall, antes de Dexter) el hijo menor que trabajaba mano a mano con su padre y que es Gay aunque se lo oculta a todo el mundo; Ruth Fisher, la madre y viuda, una mujer llena de prejuicios, temores y contradicciones; Claire Fisher, la hija adolescente que causa todos los problemas propios de su edad y cabría incluir también a Federico Díaz, el embalsamador de Fisher e Hijos pero que está estrechamente relacionado a la familia protagonista.

Cada episodio comienza con la muerte de un personaje anónimo, de todo tipo, desde bebés a niños pequeños, ancianos y jóvenes que fallecen por causas varias como: asesinato, electrocución, suicidio, un disparo, una paliza, muerte natural, un accidente estúpido. Para todos los gustos y colores, luego estos fallecidos también formarán parte de la trama de cada episodio y algunos hablarán como el mencionado Richard Jenkins.

La serie está centrada como he dicho en las neuras y relaciones de una familia que no funciona como tal, están condenados a entenderse pero realmente cada uno quiere ir por su lado con las consecuencias que esto tiene. Es un drama si, pero el sentido del humor negro que tiene provoca las carcajadas en un número de ocasiones nada despreciable, hay escenas tan inesperadas surrealistas como números musicales, escenas en blanco y negro…

Yo he tardado en ponerme con ella, pero es desde ya una de mis series preferidas.

NOTA: 9/10

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los Fisher siempre irán conmigo , los personajes van evolucionando y se va viendo y ya verás que a mejor, me quedo con todos, no sabría cual elegir, me enganchó desde el principio y me pasó como en las mejores series, me dió mucha pena al terminarse porque ya no iba a poder seguir viéndola, el fin, sí , sin duda, no podía tener mejor broche final a la altura de toda la serie, a disfrutarla, es una joya. Mari Mar.

Daniel Merrick dijo...

El final es glorioso, era imposible no llorar de emociones... De lo que sí te aviso es de que entre la mitad de la 2ª y la mitad de la 3ª se atasca un poco. Mucha gente la dejó allí, y yo mismo tarde casi un año en reengancharme. Eso sí, todo lo que viene después compensa con creces.

Obra maestra, no. Pero una serie inolvidable sí.

Yota dijo...


Gracias por los comentarios!

Mari: Sabía que no me ibas a fallar, desde siempre me has dicho que esta serie era lo más, finalmente te he hecho caso. Me lo estoy pasando bomba, muchas gracias! :)

Merrick: Lo del final de traca me lo comenta todo cristo, no me pienso bajar del carro, iré sin prisa pero sin pausa.