jueves, enero 17, 2013

ROMPE RALPH: QUIEN NACE VILLANO, QUEDA VILLANO.


 
Si el pasado 2012 hubo una película que esperé con ganas (después de Los Vengadores por supuesto) fue sin duda Rompe Ralph, conocía el título pero no sabía de que iba hasta que mis buenos amigos Koldo y Moisés me sacaron de dudas. Rompe Ralph sería la película de las navidades.

La historia de un malo de un videojuego ochentero que cuando acababa su jornada laboral iba a una terapia para villanos formada por un zombi del House of Dead, Smoke de Mortal Kombat, Zangief y Bison de Street Fighter, Bowser de Super Mario Bros, Dr. Robotnik de Sonic o Satanás de Dungeon Keeper (o eso creo) y que estaba dirigida por uno de los fantasmas del Pac-Man.

¿podía haber algo mejor? Esa película estaba pensada para mi que soy un fanático de los juegos clásicos. La historia es además muy buena y ofrece varias lecturas y es emotiva hasta decir basta! Ralph hastiado de su vida decide cambiar de juego y hacer lo imposible por ser el héroe al menos por una vez y con eso tener amigos y algo de reconocimiento.

La aventura en la que se mete no tiene desperdicio, un shooter en primera persona donde hay que detener una invasión alienígena del estilo Halo o directamente donde se desarrolla la película con un mundo lleno de dulces y colorines donde se desarrollan carreras del estilo de Super Mario Kark. La pasta que se habrán gastado en licencias, aparecen soldados galleta Oreo, arenas movedizas compuestas por nesquik o un volcán de Mentos y Coca Cola Light. Todo un delirio la mar de divertido.

Rich Moore ha debutado como director en Disney por todo lo alto, se nota además que estaba versado en el mundo de la animación con series como The Simpsons, Duck Dodgers o La Casa de los Dibujos. Y junto con el resto del equipo técnico (el score de Henry Jackman es una pasada) han creado una historia que engancha desde el primer momento, que emociona, que entristece y que vale, es tramposa y se nota que aunque la película es para todos los públicos quienes la van a disfrutar más, son los que ronden y sobrepasen por poco la treintena y que se dejaron muchas monedas de cinco duros en los recreativos siendo niños.

La cantidad de guiños que hay es abrumadora, rescatar del olvido a Q-Bert poco menos que una genialidad parida de la mete de un friki de los 8 bits y es que aunque la película es sobresaliente lo mejor es sin duda su factura técnica. Todas las escenas ambientadas dentro del videojuego donde “curra” Rompe Ralph están animadas y decoradas con tecnología Ocho Bits, los distintos personajes de los videojuegos se mueven como lo hacen en sus correspondientes mundos y se comportan como tal.

Una película perfecta, se que la crítica ha quedado un poco atropellada y algo confusa, pero el torrente de emociones que sentí viendo Rompe Ralph fue tal y como os lo cuento, creo que no cabía en la butaca y que todavía tengo la boca parcialmente abierta por la fascinación.

NOTA: 10/10

6 comentarios:

Vladek dijo...

A mi me encanto de principio a fin y que decir de esos maravillosos créditos.

En resumen todo un peliculón de animación.

Alex R. dijo...

A mí me gustó, pero me decepcionó un poco. La primera parte del film es lo mejor, el ver a tantos personajes, el gustillo de ir cambiando de juego (lo del bar es GENIAL). La cosa mejora cuando Ralph cambia de juego y se va a Hero's Duty, y posteriormente a Sugar Rush. Pero a partir de ahí la peli decae, y es que creo que Ralph pasa demasiado tiempo en ese juego, y la parte final se hace algo pesada y demasiado infantil (infantilismo que en la primera parte del film no se deja ver por ningún lado). Y la niña es a ratos adorable a ratos insoportable.
Tengo pendiente mi crítica, a ver cuando saco tiempo y la hago.
Mi nota hubiera sido de un 7, un film entretenido, ideal para los gamers más retro y de lo mejor que ha parido Disney (que no Pixar).

Mavado dijo...

La definiré en dos palabras: Obra Maestra...

Los fanáticos de los juegos antiguos estamos de enhorabuena...

Yota dijo...


Gracias por los coments!

Vladek: La escena de la fase bonus de Street Fighter es lo más!

Alex: Jajaja, bueno, pero le das un siete, me vale con eso XD

Mavado: Exacto!

Paco Segado dijo...

La estética de pixel de la casa de Fix It Felix Jr es absolutamente genial. Y la escena inicial de la terapia de malos anónimos es antológica. Solo por eso la peli es de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo. Eso sí, el encargado de los recreativos de mi pueblo era muchísimo menos amable que el que sale en la peli :P

Yota dijo...


Gracias por el comentario Paco. Creo que vamos a tardar mucho en ver una película con la que disfrutemos tanto en el cine como esta.