domingo, enero 27, 2013

VA DE MONSTRUOS X: Dragonheart (1996)


Hola amigos ¿cómo va el domingo? Espero que estáis cogiendo fuerzas para la semana que empieza porque para variar promete ser cojonuda. Pero vamos a meternos en faena, como en cada entrada par de “Va de Monstruo” hoy toca hablar de una película, para la entrega que nos ocupa retrocedemos a la década de los noventa, época poco fructífera en el cine de monstruos, aunque algunas cosillas si que salieron y a lo largo de este año veremos unas cuantas.

FORMATO: Producción americana rodada en Eslovaquia, estrenada en 1996, supuso para Rob Cohen su primera aproximación al genero fantásticos, hoy en día Cohen con películas como “Dragón: La Historia de Bruce Lee”, “xXx”, “Stealth” o “Pánico en el Túnel” es uno de los pocos directores en los que todavía confío a la hora de ver una película de acción con un mínimo de trama o de sentido de humor.

Meritorio fue que con tan sólo 56 millones de dólares de presupuesto (Raffaella de Laurentis no se estiró mucho) logró recaudar 114 millones en todo el mundo, tuvo una nominación a los Oscars y una secuela directa al mercado de video en el año 2000

¿DE QUÉ VA? Hace mucho tiempo, cuando majestuosos seres con aliento de fuego surcaban a gran altura los cielos, vivía un caballero que iba a encontrarse cara a cara, y a corazón abierto, con la criatura más extraordinaria que había existido jamás.

BICHO PROTAGONISTA.  Pues como su nombre bien indica, tenemos a un dragón en ciernes, uno de los últimos de su especie. Un dragón como los de los cuentos y leyendas, con grandes alas, cuernos, escamas,  capacidad para escupir fuego y una gran sabiduría e inteligencia. Destacable fue su actor de doblaje tanto original (Sean Connery) como en castellano (Paco Rabal)  lo que dotaba de un carisma enorme al bichejo. Su factura técnica fue impecable y detrás de su desarrollo estuvo el maquetista y diseñador Pete Koning e ILM.

OPINIÓN. Tengo que reconocer que me acerqué a este nuevo visionado de Dragonheart con algo de miedo, no sabía como afectaría el paso del tiempo y la verdad es que ha aguantado muy bien. Me sigue pareciendo fresca, divertida y sobre todo sincera, es una película de aventuras de corte medieval con todos los tópicos. Un tirano, un reino explotado, un héroe idealista que pierde la fe en todo lo que cree o un secundario cómico (Fray Gilberto), pero que apoyado en sensacional trabajo de su reparto, encabezado por el siempre sensacional Dennis Quaid dota a la cinta de mayor profundidad.

La película está evidentemente dirigida a un público juvenil ya que no tiene una violencia desatada (pese a que hay batallas, y muy bien llevadas por cierto) ni demasiada sangre, así que nadie espere encontrarse con algo parecido a Braveheart. El tema es que aunque la trama es bastante simple y el desenlace final se ve llegar a la legua aunque no por ello emociona menos la cinta consigue entretener, tiene buenos momentos y su mayor punto fuerte es desde luego la amistad forjada entre Bowen (Dennis Quaid) y el Dragón. Todo ello aderezado con una de las mejores partituras de Randy Edelman.

EL MOMENTO: El emotivo y lacrimógeno final y el primer enfrentamiento entre Dennis Quaid y Draco tan divertido como surrealista.

LO MEJOR: Toda las reminiscencias a las leyendas arturicas, así como la presencia de Avalón y en general todo lo relacionado con Crónicas de la Espada, abajo os dejo con el código del caballero.

• Un Caballero debe ser valeroso.
• Su corazón sólo conoce la virtud.
• Su espada defiende a los desvalidos.
• Su fuerza sostiene a los débiles.
• Su palabra sólo dice la verdad.
• Su ira aniquila al malvado




LO PEOR: Que el presupuesto limitado no permitiera gastar más en las batallas o en la fotografía, el número de extras es bastante bajo además y se supone que todo transcurre en un reino medieval, pero precisamente por esta limitación presupuestaria, la sensación resultante es la de una casita en el campo asediada por los campesinos.


 

5 comentarios:

Vladek dijo...

A mi esta película me molo mucho en su época, incluso la vi en el cine.

El rollo de colegeo que se lleven el Dragón y el prota mola mucho.

La única pega que le pongo a su visionado es que tuve que verla en tercera fila y me deje el cuello.

Natán dijo...

La he vuelto a ver alguna vez que la han puesto en TV y a mi me sigue pareciendo una peli de aventuras muy digna y divertida.

Yota dijo...


Gracias por los comentarios!

Vladek

Yo también la vi en el cine y creo que es la primera película con la que se me saltaron unas lagrímiticas.

Natán: Lo es, lo es. Hacia las estrellas Bowen, hacía las estrellas.

Drabstor dijo...

Dragonheart para mí es una película que me recuerda a mi infancia. Incluso tengo aquí el VHS de la película.
Me parece una historia realmente entrañable y aunque el final es algo previsible no es menos emocionante.
Siempre que la emiten en televisión no dudo en verla.

Yota dijo...


Gracias por el comentario Drabstor!

Jolin pues yo de cani no me lo esperaba y me impactó bastante. Que final, como he dicho... Hacía las estrellas Bowen, hacía las estrellas...