miércoles, febrero 06, 2013

GENERATION KILL. Bienvenidos a la primera división de marines


El formato de miniserie televisiva siempre me ha parecido atractivo y por desgracia no suele estar muy implantado pero en los últimos años han aparecido cosas muy interesantes, como esta miniserie de la HBO de siete capítulos y emitida en 2008. La verdad es que siempre la he tenido en la recamara pero nunca me había puesto con ella, craso error.

Ganadora de tres premios Emmy (estuvo nominada a 11) está producida y escrita por el gran David Simon, creador de mi adorada The Wire, Generation Kill es una adaptación del libro del mismo libro de Evan Writght que versa de las peripecias en Irak del primer batallón de marines de reconocimiento durante la invasión.

Entre el reparto plagado de caras de la pequeña pantalla destacan Erik Skarsgad (luego en True Blood) y Jon Huertas, que interpreta a Javier Esposito en Castle y de hecho hay un episodio en la segunda temporada ambientado en Halloween donde se disfraza de marine en claro homenaje.

Pues bien, lo primero es que como toda producción de la HBO que se precie la factura técnica es de fábula. No tiene nada que envidiar a ninguna película bélica como Black Hawk Derribado o Enemigo a las Puertas, pero si hay que buscar un referente fílmico este sería el de la genial Jarhead de Sam Mendes.

El enfoque de esta serie coral expone los sentimientos de un grupo de soldados, supuestamente entrenados para entrar en combate y defender a su país y sin embargo esta ocasión rara vez llega, por lo tanto si alguien se acerca a esta serie esperando tiros y acción desenfrenados será mejor que busque otra cosa porque sin duda se va a sentir decepcionado.

Mientras vemos como la compañía está en una guerra que muchos no entienden, donde los encontronazos son frecuentes y las diferentes personalidades son muy bien representadas. Tenemos a los verdaderos patriotas que sienten devoción por su patria, otros que están ahí porque sencillamente querían un trabajo y los que llevan un asesino en la sangre y sólo esperan una oportunidad para matar.


La situación en Irak tampoco queda ajena a la serie, se nos muestra como la muerte llegaba de forma indiscriminada y las víctimas colaterales son enormes sin importar que sean mujeres o niños. Algunos soldados sentirán verdadera necesidad de ayudar a los refugiados y supervivientes, mientras que otros (la mayoría) los tratarán de manera despectiva y racista. También se enfrentarán al problema de los recortes presupuestarios que evitan que tengan equipamiento, municiones o suministros suficientes para desempeñar de manera correcta y eficaz sus funciones.

Me ha gustado también el sentido del humor a veces del bueno, otras negro y muchas más absurdo. Lo malo que por ver la serie con mi padre, la he visto doblada y tengo la sensación de que hay muchos chistes mal traducidos. Si me tengo que quedar con un personaje sin duda ese es Ray, el operador de radio, un paleto de Texas que no puede mantener la boca cerrada.

No me importaría ver más series de este tipo.

2 comentarios:

charlie furilo dijo...

Es una serie cojonudísima, y creo que bastante desconocida por el gran público. A mi me encantó (y coincido contigo en la similitud con la peli de Sam Mendes, "Jarhead"). Aquí la reseña que publiqué en su día, por si te interesa:

http://tenganmuchocuidadoahifuera.blogspot.com.es/2009/10/generation-kill-marines-invasores.html

Por cierto, el actor que interpreta al verborreico Ray es James Ransone, el mismo que dio vida al pobre diablo de 'Ziggy' Sobotka en la 2ª Temporada mi idolatrada "The Wire". Creo que también sale en "Treme", y digo creo, porque todavía no la he visto.

Saludos!!

Yota dijo...


Gracias por pasarte Charlie!

Joder es verdad, ya decía yo que me sonaba la cara de pardillo de Ray!

Se agradece el dato!