viernes, marzo 29, 2013

ACADEMIA VENGADORES: Una pequeña serie con un gran final.


Jo, pues ya ha terminado Vengadores Academia, una serie que yo personalmente voy a echar mucho de menos. Estaba claro que desde que nació fue la hermanita pequeña y fea de la franquicia dentro del landscape de La Edad Heroica, llegaba para cubrir el hueco de la parecida Vengadores: La Iniciativa. Han sido casi cuarenta números donde Christos Gage ha logrado que nos preocupásemos por un grupo de personajes totalmente nuevo (salvo Reptil Boy) que lo tenía realmente difícil para destacar.

Pero lo ha hecho rematadamente bien, no sólo este puñado de críos son interesantes sino que además cada vez que ha salido un nuevo tomo estaba en lo alto de la pila de lectura. Este último volumen (voluminoso para dar carpetazo a la serie) está centrado en la guerra que se libra entre los Vengadores y la Patrulla X. Siendo una pena que este evento haya pillado por medio de los planes de Gage que apenas tendrá tiempo de desarrollar a los personajes nuevos que fichó con motivo del traslado del grupo al rancho de los Vengadores Costa Oeste.

Eso si, como le obligan pues saca partido a lo que tiene. Con motivo de la cruenta batalla que se está teniendo lugar, Lobezno lleva a los chavales de la Generación Hope (que por mi estupendo, porque así los conozco ya que no leo esa colección) al rancho para que estén protegidos y custodiados… no son prisioneros pero no pueden largarse, este tie-in es mejor que la serie principal y que el resto de cruces de todo el crossover.

Es con el punto de vista de este puñado de adolescentes como somos testigos de las verdaderas dimensiones del evento. El fénix, sus consecuencias, lo que puede suponer para el futuro de los mutis. Además todos recelarán de la manera de proceder de los adultos, y esto parece un guiño de Gage a los lectores en plan “me obligan a participar y que sepáis que todo me parece una tontería” como así ha sido la verdad.

Encima estos tie-ins no están carentes de humor pues la presencia de Hércules en la serie garantiza unas buenas risas aunque la seriedad y la trascendencia de la trama está ahí de fondo. Buenas caracterizaciones de personajes y algunos momentos prometedores como la incipiente relación (de amistad son malpensados) entre X-23 y Estilo, claro que si lo pensáis nada mejor que un asperger para entender a una asocial.

Sin dejar de lado todo lo de AVX Gage se reserva otro número para contarnos como la Emma “Fénix” Frost asalta la academia para desmantelar el centinela de Justin, uno de esos conceptos rescatados por Gage, en concreto una cancelada serie de la línea Tsunami. Un muy buen episodio para entender como es la lealtad, la amistad y el compañerismo sin importar la especie.

Y terminamos con una saga que devuelve a la nemesis del grupo, El Alquimista, el joven multimillonario con respuesta para todo y delirios de grandeza, además ahora escoltado por algunos personajes debutantes en la serie Reinado Oscuro: Jovenes Vengadores. Su plan consiste en privar a todos los súper humanos del planeta de sus poderes y devolvérselos a aquellos que el considere dignos. En estos números además se resuelve la sub-trama inicial de la colección acerca de que los chicos estaban destinados a ser la nueva generación de los Señores del Mal.

Así que amigos, aquí está la respuesta a si un héroe nace o se hace… os dejo a vosotros adivinar la respuesta.

NOTA: 9/10

1 comentario:

Tomás Sendarrubias dijo...

Una lástima que acabe la serie, y una lástima que Christos Gage se quede sin curro de pronto.