jueves, abril 18, 2013

MI ESCASA AFICIÓN POR EL HOMBRE DE ACERO


Supuestamente tal día como hoy hace 75 años veía la luz el Action Comics 1 (una de las portadas más homenajeadas de la historia) el cómic donde debutaba el que para mucha gente es el mayor superhéroe de la historia. Para mi ni de coña la verdad, de hecho le he seguido muy pocas veces y he leído más tebeos de la JLA donde sale que cómics suyos propiamente dicho. Pero no cabe duda de que es un icono de la cultura POP y que tengo su impronta en la cabeza desde que era un niño.







Como he dicho, comencé leyendo cómics más tarde de lo normal pero desde luego que recuerdo a Superman, de pequeño vi alguna de las películas de Richard Donner en la tele, aunque no sabría decir cual, pero creo que el primer recuerdo tangible que tengo de Supes es la serie de animación producida por Toei (sip, el estudio japonés responsable entre otras de Dragon Ball) que emitía TVE los domingos por la tarde a finales de los ochenta, ese Darkseid si que acojonaba mucho.


Sin llegar todavía a los tebeos seguiría siendo la pequeña pantalla quien me ofrecería mis siguientes contactos con SUperman, primero porque cometí el error de alquilar en betamax Superman IV, era un crío que no tenía ni diez años, pero el Hombre Nuclear ya me pareció en ese momento lo puto peor. Así sin más. Afortunadamente Telemadrid emitía Los Súperamigos y no sólo salía el alter ego de Clark Kent, también salían un buen puñado de héroes de la DC, yo no tenía ni guarra de identidades y tal y me preguntaba donde coño estaría Spider-Man.

Y llegaron los videojuegos. Otra gran aporte en mi carrera con Superman, recuerdo perfectamente un verano en los recreativos de Cullera donde me pegué unos buenos vicios al arcade Beat´em Up de Taito que incluso permitía partidas a dobles y tenía pantallas de meter hostias a todos a otras en las que Superman volaba y se convertía en un mata-mata. También tenía (pero me motivaba mucho menos) el juego de Atari 2600… simplemente horrible. Todavía lo conservo.


Y si, por fin llegaron los tebeos… pero porque los veía en la tele. Ya me había leído un par de cómics de Zinco y hombre… ni fu ni fa, pero en la televisión anunciaron que habían matado a Superman… joder si salió en las noticias y todo. Corrí a mi kiosko a comprarme alguno y tengo de esa época números salteados de reinado de superhombres y funeral por un amigo, el tebeo de la muerte en si lo pillé de saldo como TPB americano en Generación X hace unos cinco años.


De todas formas mi escasa afición por Superman seguía ligada a otros medios, de nuevo sería un videojuego para Super Nes basado en la saga de la Muerte y Resurrección y programado por Rare el que me engancharía bastante. Pero es que en la televisión estaban dando cosas realmente buenas como Lois & Clark que tenía ese aire retro pulp que me encantaba y era realmente divertida, ahora tengo las cuatro temporadas en DVD en casita dispuestas a ser devoradas. Y retomando la animación también lo flipé con el Superman de Bruce Timm aunque su versión del Hombre de Acero no me llegó como la de Batman.


A comienzos de siglo ya tenía algo más de pasta y empecé a pillar obras puntuales de Superman. Recuerdo que el primero fue Superman: Paz en la Tierra de Alex Ross que me dejó muy pero que muy frío. Sin embargo mi segunda intentona me fascinó y me llenó profundamente, estoy hablando de Superman: Las Cuatro Estaciones de Jeph Loeb y Tim Sale. Es curioso que mis tebeos favoritos de Superman sean este tebeo que acabo de mencionar, Hijo Rojo e Identidad Secreta, tres obras fuera de continuidad que le dan bastantes vueltas a la línea temporal “oficial” y que enfocan al personaje de manera muy diferente.


Y es que no hay dios que entienda lo que le pasó a Superman en los 90 y a comienzos de siglo con aquella cosa de Superman Rojo y Azul, con el ejército de robots para proteger el mundo, regresando a Krypton que no había sido destruido… y con tramas relacionadas con su planeta natal me enganché bastante más. Tengo toda la serie regular en grapa de Planeta con la trama de Nuevo Krypton. Fue muy entretenida, aunque la resolución para dejarlo todo ordenadito me cabreó bastante.


Termino volviendo a la “imagen real” porque todavía estoy viendo Smallville, acabo de comenzar la novena temporada, y aunque ha desvariado cosa mala sigue ganando enteros con cada nueva adhesión de conceptos del universo DC, también añado que a mi Superman Returns me gusta y que creo que El Hombre de Acero de Zack Snyder será una puta mierda.

Hasta aquí mi repaso, espero que os haya gustado.

3 comentarios:

Juan dijo...

Soy de esos lectores que casi nunca dicen nada pero te leen cada día, pero es que ahora me ha llamado mucho esta coincidencia. Curioso que llegue de leer el anuncio de un libro sobre Superman, que me ha sorprendido bastante porque no tenía ni idea de que fuera a salir, y lea en tu blog un post sobre el tema. Me refiero a esto:


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=523034654404709&set=a.104286246279554.2497.100900529951459&type=1&theater

Vladek dijo...

Yo sabia y lo mas proablable es que sepa igual de poco del personaje.

Mas o menos hemos leido lo mismo salvo que yo me hice con el coleccionable de planeta para saber algo mas de el.

Skreemer dijo...

Buenas, yo tampoco soy seguidor de Superman pero cada año releo un comic suyo que em parece una obra de arte: Superman: ¿Que le pasó al hombre del mañana? (Alan Moore / Curt Swan) ... ESPECTACULAR