sábado, abril 20, 2013

OBLIVION. La Tierra es un recuerdo por el que merece la pena luchar

 



Desde que me enteré de la existencia de la película Oblivion me la apunté rápidamente en la agenda, había algo en este proyecto que me llamaba mucho la atención, no es sólo que el frikismo me pudiese porque este basada en un cómic, que eso pesa y mucho, pero el nombre de Joseph Kosinski me inspira confianza.

Su video de Mad World con el montaje de Gears of War me parece uno de los mejores clips sobre un videojuego que se han realizado, su primera largo fue Tron Legacy que para mi es una de las mejores películas de ciencia ficción que se han realizado en lo que va de siglo. Ahora nos llega ésta Oblivion, escrita y dirigida por él y como he dicho basada en una novela gráfica realizada por él mismo con ayuda de Avrid Nelson.

La acción nos traslada al año 2077 donde una guerra contra unos invasores alienígenas se saldó con la victoria de la Tierra pero con la terrible perdida de que el planeta quedó prácticamente inhabitable debido al uso masivo de armamento nuclear durante la lucha.

Este es el pie para la presentación de Jack Harper (el rol de Tom Cruise) un técnico de reparación de Drones, unos robots armados que se encargan de peinar lo que queda del mundo y acabar con los carroñeros de la guerra. Con Harper sólo estará Victoria que hace las veces de soporte, en cuanto cumplan su misión serán trasladados a la luna de Titán donde la humanidad está resurgiendo.

Una premisa interesante y una historia que engancha desde el principio por lo bien medida que está y porque en todo momento consigue contagiar esa sensación en plan “aquí hay algo más”. Rápidamente Cruise entrará en contacto con los “Carroñeros” y bueno ya se sabe que en estas películas nada es lo que parece y además aunque Oblivion ni inventa ni reinventa nada tiene un buen par de giros de guion, uno esperable y el otro no tanto que en mi opinión hace que esté un poquito por encima de la media. Además contar con Morgan Freeman siempre es un punto, aunque la campaña de publicidad relativa al rol de este actor en la cinta supone un spoiler hasta cierto punto

Otro apartado a alabar de la película es que con su escaso presupuesto es visualmente espectacular e impecable técnicamente. Lástima que no hubiera tenido unos milloncejos más para mostrar por ejemplo la guerra que provoca los acontecimientos de Oblivion. La fotografía está muy lograda con unos paisajes desoladores y las pistas de lo que antes fue Nueva York y es las escenas de acción me han gustado mucho porque no abusan de esa molesta moda de mover la cámara sin ton ni son y te puedes enterar de todo, en especial en las persecuciones.

Termino con dos breves apuntes, uno sobre la excepcional banda sonora de Anthony Gonzalez y Joseph Trapanese y dos que tal vez el único punto negro verdaderamente importante sea que el final resulta demasiado complaciente y se aleja demasiado del tono agridulce que destila el resto del filme.








3 comentarios:

Jolan dijo...

Me llama. Habrá que darle una oportunidad, por más que Cruise no sea santo de mi devoción...

Mike Lee dijo...

Me gustó bastante, una propuesta de ciencia ficción sencilla y bien llevada, con una buena dosis de sorpresas y acción.

¡Saludos!

Paco Hernández dijo...

Vaya, a mi no me gusto nada, pero nada de nada, me pareció una peli totalmente vacía que no salvó ni los efectos especiales