miércoles, mayo 08, 2013

EL CREADOR DE SUEÑOS RAY HARRYHAUSEN NOS HA DEJADO


Volvemos a interrumpir la programación habitual para hacernos eco de una de las peores noticias que ha tenido el mundo del cine en los últimos meses. A los 92 años de edad ha muerto el genio Ray Harryhausen, el gran especialista de los efectos especiales, el mago que mediante stop motion (lo que conseguía con unas cuantas fotografías y mucha imaginación…) hizo soñar a millones de personas. Yo fui una de esas personas, que de pequeño flipó con Furia de Titanes, por muy denostada y menospreciada que haya sido, y años más tarde (bastantes) y en menor medida con Jason y los Argonautas.


"Sin Ray Harryhaysen, posiblemente no habría habido Star Wars"
  
Estas son palabras de George Lucas, y viniendo de él sinceramente, es una buena muestra de hasta donde ha llegado su influencia. Me arrepiento ahora más que nunca de no haber ido al salón del cómic de Barcelona de hace varios años donde fue invitado de honor.



Es que en una época donde todo se hace con una pantalla de verde chillón de fondo, se está llegando a extremos como Avatar o Pacific Rim donde la interacción de los actores ya prácticamente no es necesaria. 
Pero como he dicho Harryhausen logró lo imposible, ya fuera el mono gigante de su primera película, el pulpo de dimensiones terroríficas de “Surgió del fondo del abismo”, cualquiera de la docena de criaturas mitológicas a las que se enfrenta Perseo en Furia de Titanes o la espectacular lucha contra siete esqueletos en Jason y los Argonautas, escena que ha sido calificada como la mejor escena de efectos especiales de la historia del cine y que llevó tres semanas de duro trabajo.


Harryhausen debutó en El Gran Gorila, trabajo en que estuvo influenciado de sobre manera por la labor de Willis O´Brien en King Kong donde un muñeco articulado de 45 centímetros fue suficiente para acojonar a todo el mundo. Varias películas de Simbad, La Isla Misteriosa, El Monstruo de Otro Planeta son ejemplos de su legado.

La, vuelvo a repetir, magia de Harryhausen se ha podido ver en 15 películas de las que se encargó de los efectos especiales, 17 que fueron producidas por él e incluso un cameo en Súper Detective en Hollywood 3. Tiene un premio Bafta, un Oscar honorífico a su carrera y una estrella en Hollywood.


Pero sin duda su mayor legado y logro son las horas de sueños, magia, fantasía y diversión que ha regalado con su obra a múltiples generaciones.

Descanse en paz, porque se lo ha ganado con creces.

2 comentarios:

Natán dijo...

Que grande el trabajo de este hombre, artífice de muchas de mis películas favoritas desde niño.Aún me siguo flipando cuando veo sus efectos especiales.

Para mi son míticas sus creaciones para las películas de Simbad y esos dinosaurios de El valle del Gwangi. También me flipa Hace un millón de años, pero es por Raquel Welch más que nada...

Descansa en paz maestro, que yo me seguiré cagando en los van por ahí diciendo que tus efectos especiales son cutres.

XAVI dijo...

Que lástima. Pero, oye, 92 son 92 años, todo hay que decirlo. Que llegar a esas edades ya es toda una proeza.

Sabe mal que nos deje un maestro de los FX como era él. Furia de Titanes, Jason y los Argonautas. Que recuerdos.

Por cierto, él no necesitaba tirar de pantalla verde para generar efectos.

NATÁN, ¿efectos especiales cutres? Pues tienes razón en cagarte en ellos. He visto muchísimas pelis de serie B o Z para TV y francamente, no los efectos especiales no le llegan a Harryhausen a la suela del zapato.