jueves, mayo 09, 2013

VENGADORES: EL FIN DE LOS TIEMPOS.



La verdad es que es de agradecer que cuando un autor abandona una serie después de una etapa de ocho años, algo bastante inaudito en este siglo, intente hacerlo dejando los muebles en su sitio y no masacrando personajes a diestro y siniestro para pirarse con un golpe de efecto facilón y normalmente en estos casos enmascarando una serie de carencias más notables.

Es cierto que quizás Bendis nunca debería haber acometido la intentona de escribir a los Vengadores “clásicos” y debería haberse centrado en sus vengadores urbanos o bendisores como los llama mi buen amigo Iván Díaz. Y aunque a posteriori tampoco ha sido una etapa mala, tampoco creo que deje huella en los lectores, en serio ¿algún arco de los vengadores (que no nuevos) de Bendis que os haya marcado? ¿No verdad? Pues eso…

Así que toca chapar etapa hacerlo de manera responsable y que mejor que arreglando alguna de las tonterías que pudieron verse en Invasión Secreta, y aviso que los SPOILERS comienzan a partir de este punto y el que avisa no es traidor.

Si fuisteis de esos muchos lectores que como yo han ido leyendo las distintas sagas y comprándolas religiosamente seguro que pensáis quedes Dinastía de M y tal vez Civil War no ha habido ni un puñetero evento que merezca la pena en Marvel, todos han tenido mucha fanfarria detrás de ellos, pero en el fondo nada de nada.

Invasión Secreta fue lo mismo, empezó con poco fuelle, con muchas licencias que se le permitieron a Bendis y acabó con la supuesta muerte de La Avispa, que tal y como estábamos de cansados de este tipo de fuegos de artificio a nadie le importó.  Pero sólo fue en apariencia, porque no había cadáver.

Pues bien, no había cadáver porque no la había cascado, por arte de magia había terminado en el microverso y hasta allí van un grupo de los principales Vengadores para salvar a la avispa, se encuentran con el villano mítico de los Micronautas, se dan unas tollinas con él, les capturan, se escapan, les dan otras cuantas leches y vuelven a Central Park como si no pasase nada. De hecho lo más divertido son las conversaciones del Hulk Rojo, Spider-Man y Lobezno mientras montan guardia.

Sobre Janet, tuvo mucho más impacto el intento que pudimos leer en la Academia Vengadores de Christos Gage que todo esto, cuatro números alargados hasta la muerte y dibujados por un desganado Brando Peterson, que encima nos tendremos que volver a tragar en La Era de Ultron.

Podría haber sido peor, pero es un cierre de era bastante cutre.

NOTA: 3/10

1 comentario:

Skellington dijo...

A mi me tienes que explicar esa ultima imagen de zorreo final....

Nacho