sábado, junio 01, 2013

SONISPHERE 2013. IRON MAIDEN, MEGADETH, ANTHRAX Y ¡¡¡¡¡AVANTASIA!!!!

  

Normalmente suelo escribir las crónicas de los conciertos y festivales varios días o incluso semanas más tarde de haber asistido a ellos, pero ayer estuve en el Sonisphere 2013 de Madrid (la cuarta edición consecutiva a la que asisto) y todavía estoy absolutamente flipado. Así que los próximos párrafos estarán llenos de desvaríos y espero que sepáis disculparme XD

Lo primero que hay que decir es que el nuevo recinto ubicado en el Auditorio Miguel Ríos está de puta madre pese a que pille a tomar por culo del mundo, pero eso es un mal menor y ya está. Está asfaltado, tiene gradas desde las que hay muy buena visibilidad, abundancia de baños y es bastante cómodo. Ayer éramos unas 30.000 personas y no había sensación de agobio. Eso sí, pasamos un frío del carajo.

Este año con la tontería el cartel era bastante llamativo y tenía unos cuantos nombres potentes a más no poder. Nosotros llegamos a eso de las 17:20 justo para ver a Tierra Santa, los riojanos eran el único nombre nacional del evento y bueno a mi me encantan la verdad pero ayer tocaron como el culo, a lo que sumado a un mal sonido y el viento que lo distorsionaba todo pues… tocaron alguna nueva (no todas como decían algunos obtusos) y las de siempre “Legendario”, “La Canción del Pirata”…

Cuando terminaron nos quedaban tres horas hasta Iron Maiden así que nos sentamos y a verlas venir mientras se tomaba algo, por supuesto los precios abusivos de siempre, aunque es de agradecer que sean siempre los mismos porque los minis valen lo mismo ahora que hace cinco años, al menos en los festis de Last Tour International.

Con puntualidad salieron al escenario la banda de Newsted que se llaman de la misma forma. No lo hicieron nada mal y sus temas recordaban a la etapa más cafre y cañera de Metallica, aunque fueron un poco repetitivos, como no podía ser de otra forma tocaron un par de covers de los reyes del thrash metal que en este caso fueron “Creeping Death” y “Whiplash”.

Todavía siendo puntuales empezaron Ghost banda que ya tocó el año pasado en la edición de Getafe pero que no pude ver. Pese a las pintas clerico-siniestras que se marcan practican un rock de corte muy setentero bastante tranquilito y sobre todo muy virtuoso o al menos esa es la sensación que a mi me da, tocaron poco pero se pudieron escuchar todos los temas bandera de su corta pero selecta discografía.

A las nueve menos diez (con cinco minutejos de retraso) saltaban al escenario Iron Maiden, ya son muchas veces las que he visto a la doncella en directo y nunca me parecen suficientes la verdad. El tema es que pese a que estábamos ya viéndolos “abajo” el sonido fue infame y hubo un momento en el que se pudo ver a Dickinson (un perfecto lord inglés) sumamente cabreado durante el tercer tema “The Prisioner”. A partir de ese momento la cosa comenzó a ir rodada y es que este bolo de los Maiden había que verlo bajo cualquier concepto porque estaba basado en la gira Maiden England de 1988 que presentaba el Seventh Son of the Seventh Son.

Pues aunque hay algunos cambios, como la inclusión de “Fear of the Dark” que a mi personalmente no me molesta, sólo cabe decir que el setlist fue impecable comenzando de manera brillante con “Moonchild” continuaron con la espantosa “Can I Play With Madness) y a partir de ahí para arriba, acompañados de una escenografía simplista pero muy efectiva, se pudieron ver varios modelos de Eddies y todo XD.

Para mi uno de los momentos más emotivos fue cuando por fin pude escuchar en vivo “Phantom of the Opera” canción que adoro y que es una de mis cinco canciones favoritas de Maiden.  Pero es que le siguieron “The Trooper”, “Run To The Hills” (que no es muy común en sus sets), “2 Minutes To Midnight”, “Seventh Son of the Seventh Son”, “The Clairvoyant”, “Aces High” o “The Evil That Men Do”… un concierto memorable, pero la noche estaba lejos de acabar.

Ya con retraso, y es que desmontar todo el tinglado de los británicos lleva su tiempo, saltaron al escenario Anthrax, los americanos llevaban sin pasarse por España desde 2009 (en la segunda y última edición de Kobetasonik) el atractivo que tenía este bolo era volver a escuchar a Belladona como vocalista de la banda y desde luego no defraudó, me choco bastante que tocasen varias versiones y eso que la de “TNT” de AC/DC quedó muy bien pero yo habría metido Penikufesin por ejemplo.  A mi personalmente con escuchar “I Am The Law” y “Antisocial” me fue suficente.

Y con más retraso todavía llegaba la hora de Megadeth, una de mis bandas favoritas y que pese a todo sólo he visto cuatro veces contando la de ayer, pues que me perdonen sus detractores pero también se marcaron un bolo excelente donde lo que más me llamó la atención (además de toda la escenografía que montaron con sólo tres pantallas) es la actitud de Dave Mustaine, muy majo en general y es que o está enamorado o el fisco le ha devuelto un buen pellizco. Tocaron bastantes clásicos donde siempre cabe destacar “Holy Wars” y “Symphony of Destruction”.

ME PONGO SERIO

A las tres menos veinte de la madrugada se volvían a apagar las luces y por fin uno de mis sueños en esto de ir a conciertos se hacía realidad, por fin podía ver a Avantasia y desde ya puede decir que fue el mejor concierto que he visto no sólo este año si no posiblemente en lo que va de década.

Lo primero que dijo Tobias Sammet tras tocar el single de su último trabajo “Spectres” (el único tema que sonó de “The Mystery of Time”) es que sería un show corto (hora y diez minutos) pero que sería un gran setlist y vaya si lo fue. Doce temas donde destacaron los cuatro que se tocaron del “The Metal Opera” y los cuatro de “The Scarecrow”.

Precisamente siguieron con la canción que daba nombre a su tercer álbum y que fue la más larga que sonó con sus más de diez minutos. En todo momento la banda estuvo entregada y  un aliciente fue ver por ejemplo a un Michael Kiske pletórico en “Reach Out for the Light”, “Breaking Away”, “Farewell” o “Shelter from the Rain”. En todo momento estaba de fondo la hermosa y poderosa voz de Amanda Sommerville.

De todas formas si tengo que ser sincero mi momento del concierto fue escuchar a mi adorado Eric Martin de Mr. Big entonando “Dying for an Angel” en un registro mucho más heavy de lo que suele tener. La traca final vino con “Sign of the Cross” con todos cantando a la vez que empalmaba con “The Seven Angels” en un final que no podría haber sido más épico.

Con este gran show les perdono que no tocasen la propia “Avantasia”, pero Tobias ya ha prometido que volverán a Madrid… en cuatro años. Yo le creo, pero la espera será larga.


Agradecimientos a The Metal Circus por las excelentes fotos, no dejéis de vistar la web, referente del rock y el heavy metal en lengua hispana de la red. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Increible, creo que mucha gente se sorprendió del peazo de bolo que se marcó Avantasia anoche, pero yo no.. XDXDXD. Me acordaré siempre, tal vez porque sea la única q vez que los vea, tal vez porque fue la primera..

Y el setlist de Maiden, le podía haber hecho yo misma. jajaja

pd. Eso si, que puto frio y que mala la organización del festival en cuanto a servir comidas y bebidas. Pero nada nuevo.

Jesús Sagastizábal dijo...

"A mi personalmente con escuchar “I Am The Law” y “Antisocial” me fue suficente."
I am the law una versión? sí de la peli Judge Dredd, pero escrita por Anthrax.

Yota dijo...

Gracias por los comentarios

Laura: Fue un festival increíble, lástima que no tuviera segundo día igual de bueno XD.

Jesús: NO he dicho que I Am the Law fuera una versión. Se que no lo es.