viernes, julio 26, 2013

THE PURGUE. LA NOCHE DE LAS BESTIAS. Una descafeinada jornada de violencia.


Hay veces que el hype se carga una película si luego ésta no consigue llegar a una décima parte de las expectativas creadas, este ha sido el caso de The Purgue, que en España se llama La Noche de las Bestias porque debe de molar mucho más así. La segunda película de James Demonaco donde además repite Ethan Hawke.

La cosa está así, en el año 2022, los Estados Unidos han tenido que resurgir de sus cenizas, tras unos años de violencia, paro, pobreza; la situación era casi insostenible y los nuevos padres fundadores de la nación decretaron que un día al año durante doce horas el crimen en todas sus facetas estaría permitido, incluido el asesinato y que los servicios de emergencia no estarían activos. Es lo que se llamaría La Purga.

¿Mola eh? Uno pensaría que con una premisa tan demoledora, tendríamos primero un filme rompedor y segundo una película híper violenta y al final quitando unos títulos de crédito formados por grabaciones de cámaras de seguridad y una locución de las noticias en los créditos finales nada de nada, si que hay escenas bastante burras con algún ensartamiento, tiros en la cabeza y algo de sangre, pero nada de lo que se había prometido.



Otro atractivo de The Purgue es que tenía mucha curiosidad por ver de que sería capaz de hacer su director con un presupuesto tan ínfimo que apenas sobrepasaba los 3 millones de dólares, pues bien, creo que ya con lo que han recaudado han sacado beneficios de los tochos.

Así que amigos, la película al final se centra en thriller con tintes dramáticos, algo que nadie había pedido y que nadie quería. Tenemos a Ethan Hawke que es un vendedor de sistemas de seguridad, que se tira a Cersei Lannister y que tienen una hija putona y un hijo emo. En la mencionada noche en la que ellos no participan se encuentran con la tesitura moral si formar parte de la masa asesina o apelar a unos instintos de humanidad que repito ¡ni su puta madre querían ver en esta película!

La mojigatería que asola The Purgue es tal que ni siquiera los interesantes villanos anónimos, unos adolescentes sádicos frutos de haber crecido con la purga anual como meta, o unos vecinos que son mucho más de lo que aparentan logran que nos interesemos por otra cosa que no sea que la película llegue al final. El desenlace por cierto se podría calificar de espectacular pero a la vez poco creíble, con un padre y madre que jamás han participado en la Purga y que de repente parecen Señor y Señora Smith…

Espero que dentro de quince años alguien se acuerde de este truño y haga un remake en condiciones con todo lo que queremos ver.

NOTA: 4/10

2 comentarios:

dark volverine dijo...

mmmmmmm
muy interesant
ojala y cumpla con lo qe se ve

Cinéfilo Club dijo...

Totalmente de acuerdo, aquí se ha desaprovechado de manera estrepitosa la buena idea que poseía el film.
Saludos!