miércoles, julio 31, 2013

UNA BALA EN LA CABEZA. Vuelve el mejor Stallone.




2013 ha sido el año del regreso de los tipos duros de los ochenta en solitario. Tenemos a Chuache en El Último Desafío, a Bruce Willis en La Jungla 5.0 (y otras pocas pelis más) y también hemos visto a Stallone en “Una Bala en la Cabeza” que a la postre ha sido la mejor de las tres y eso que la de Governator moló mucho. Probablemente mucha culpa la tenga su director, que no es otro que Walter Hill, realizador de The Warriors o 48 Hours. Un tipo con oficio y se nota.

Lo que no sabía hasta que se estrenó la película es que está basada en un cómic, o en concreto una novela gráfica que queda como más cool, Hard Case Crime de Wilson & Matz… pues mucho gusto, en España está editada por Mondadori y tiene buena pinta la verdad.

El protagonista es Jimmy Bobbo un sicario de tres al cuarto (la tercera vez que Stallone hace ya de asesino a sueldo en su carrera, quinta si contamos los Mercenarios) cuyo trabajo más reciente no sale del todo bien y acaba metido en un jaleo que incluye a un señor del crimen local (un defenestrado Christian Slater) y un asesino letal interpretado por Jason Momoa, el último Conan y Khal Drogo entre otros. Para rizar el rizo tendrá que colaborar con un policía que se encuentra fuera de su jurisdicción interpretado por Sun Kan, el chinorri ese de la saga A Todo Gas que nunca pinta demasiado.

Pues bien, una vez vista la película la sensación es muy satisfactoria porque es realmente divertida. Un gran thriller de acción que mezcla todo lo que molaba de las películas de hace 30 años pero actualizado. Tenemos toda la violencia necesaria y la sangre que se supone debe salir de un tío al que acribillan a balazos, hay tetas y culos gratuitos y muchas dosis de acción en plan “peli de colegas”. Un buen regreso de Stallone al primer plano que por desgracia se ha dado una hostia en taquilla de aquí te espero. El guion es un mero instrumento para la acción salvaje y sin miramientos que contiene todo el filme con tiroteos y persecuciones más que conseguidas, por no mencionar una pelea final a base de un combate con hachas. Sí amigos, hachas, es más macarra y explota.

No esperéis giros argumentales imposibles ni cambios de rumbo en el último momento o grandes traiciones. La trama es funcional y cumple el cometido arriba mencionado y ese es precisamente uno de los grandes aciertos de Una Bala en la Cabeza. Es lo que es, lo sabe y no pretende ser otra cosa.

NOTA: 7/10

2 comentarios:

el elegido dijo...

un classico de los 80,espera no jejeje

Kikedck dijo...

Tengo que verla

(me estoy hartando de estos catch up, no pueden poner las letras y números más borrosos, verdad?)