viernes, agosto 30, 2013

EL LLANERO SOLITARIO. Con una vez sobra.

 

Desde luego Disney no tiene suerte buscando una franquicia de éxito de Los Piratas del Caribe, cuya quinta entrega llega en el saturado 2015, lo han intentado en los últimos años con Prince of Persia, John Carter, El Aprendiz de Brujo…. Y ahora con El Llanero Solitario que se ha dado una de las hostias del año en Estados Unidos y que puede que remonte con la taquilla internacional.

El caso es que la cinta está cosechando unas críticas lamentables, yo ni puta gana de verla y si os cuento que de Piratas del Caribe pasé de ver las dos últimas de lo poco me gustó la segunda pues os podéis imaginar, pero por compromiso tuve que verla y oigan pues no me arrepiento.

Gore Bervinski y su habitual panda de bribones crea block-busters han creado un filme entretenido, sin pretensiones que tiene muchísimos fallos pero que no es la mierda que nos quieren vender. Ya he dicho que me ha gustado, no es sonrojante, aunque si te he visto no me acuerdo cuando termina. Voy a pasar a enumerar sus fallitos.

El primero es una lacra que tiene el cine actual y es hacer una película pensando en una posible trilogía o las que hagan falta. Y pasa lo que pasa que en ésta primera entrega tienes que crear un contexto para el protagonista, presentar a los secundarios, darle un objetivo, crear una némesis y para que todo esto quepa... nos lleva al segundo fallo.

Dura 150 minutos de los cuales sobran 50, es un problema porque se hace muy pesada en algunos tramos y tarda en arrancar, todo lo del indio y el niño sobra y no pinta nada y si hubieran quitado muchas de las escenas de Johnny Depp haciendo el payaso habría sido un producto más accesible.

Y tres, Johnny Depp, es lo mejor de la película y lo que realmente salva el filme, divertidísimo como siempre, más comedido que Jack Sparrow y con ese apaño de traducción/actualización de su nombre que ha pasado de Tonto a Toro. Digo que Depp es un fallo porque aunque es una película del Llanero, es su “sidekick” quien salva la situación.

Como es de costumbre, la cuestión técnica del filme es una pasada. Además que han querido mostrar el salvaje oeste como debe de haber sido, sin glamour, con burdeles y con dentaduras podridas en su mayoría. La fotografía es una pasada y las escenas de acción en general son bastante buenas y originales, sobre todo las del tren.

Mención aparte la MARAVILLOSA banda sonora de Hans Zimmer que sabe samplear e introducir la opera de Guillermo Tell de manera perfecta.

Para pasar el rato, una vez.

NOTA: 5/10

No hay comentarios: