jueves, septiembre 19, 2013

JUST A PILGRIM. Tú y yo Señor, tú y yo.




Cortesía de mi buen amigo Luis (macho, a ver si te creas un blog de una vez, que molaría mil) he podido leer esta historia de Garth Ennis y Carlos Ezquerra que Dolmen sacó a modo de una miniserie de dos prestigios y de un tomo autoconclusivo, recientemente Norma lo reeditó en un solo volumen.

Antes de entrar en materia me gustaría comentar que la editorial original de Just a Pilgrim fue la difunta Wizard que durante varios años a principios de siglo creó el sello Blackbull Comics, donde se publicaron estas miniseries o la Beautiful Killer de Phil Noto, también publicada por Dolmen en España. Pero como otras intentonas de la época tipo Crossgen, la crisis se la comió.

Ahora a lo que vamos, en Solo un Peregrino. Garth Ennis cuenta una historia futurista con tintes apocalípticos a lo Mad Max donde dentro de unos años, una violenta erupción solar provoca directamente el infierno sobra la Tierra, los cielos arden durante dos días y el 97 % de la población muere incinerada.

El resto os lo podéis imaginar, la civilización destruida y la sociedad revierte a un estado de salvajismo donde la escasez de alimentos provoca que el canibalismo esté a la orden del día. Aquí es donde entra nuestro Peregrino, que anda errante por la Tierra ayudando donde se le necesite, armado con una carabina no duda en hacer cumplir la palabra del señor con métodos expeditivos.

La violencia habitual es los cómics de Ennis está naturalmente presente y hay escenas brutas y bestias por doquier, un perro reventado a bocajarro y todo tipo de heridas de bala. Ennis hace una curiosa interpretación de las escrituras sagradas haciendo hincapié en su vertiente más fanática. El protagonista es un remedo de personajes de Ennis que hemos visto antes y después a lo largo de su ya dilatada y gran carrera.

Me gusta mucho el final de la obra, deja todo bastante cerrado y en mi opinión  se permite el lujo de lanzar una pullita muy maja a la religión de manera más o menos sutil. De las dos miniseries me ha gustado más la primera, en parte por los brutales flashbacks que cuentan la historia del Peregrino y como llegó a abrazar ese fervor religioso y también por la segunda voz de la narración en boca de un niño que vive en un mundo donde a ciencia cierta no hay esperanza y no llegará a mayor.

Son dos miniseries que forman un todo, pero mientras que en la primera se centra en como el apocalipsis ha afectado a las personas en la segunda son las especies animales supervivientes y las mutaciones que han sufrido las que toman el protagonismo. Carlos Ezquerra hace un gran trabajo retratando la desolación del mundo que rodea Just a PIlgrim y todo el vestuario de las distintas facciones, así como maquinaría y animales, un gustazo la verdad.

NOTA: 7/10


1 comentario:

Jerusalem dijo...

Me lleva llamando la atención desde hace tiempo esta historia, principalmente por los autores que son dos de los grandes del cómic. Hay una tomo de Dynamite de hace un par de años que recopila las dos miniseries.