viernes, septiembre 13, 2013

VIKINGOS T.1 Saquear por la fortuna y la gloria.




En esta época de bonanza que estamos viviendo para las series americanas hay iniciativas como Netflix o incluso Amazon que se lanzan a producir ficciones o encargar pilotos y canales que poco o nada tienen que ver con el mundillo se lanzan a crear series como el caso del History Channel que ha emitido la primera temporada de nueve episodios de Vikingos.

Vikingos es la historia de Ragnar Lodbrok, un vikingo, líder por carisma de los suyos que tiene la inquietud de navegar hacía poniente (tierras inglesas) y amasar fama y fortunas, para ello cuenta con avanzados sistemas de navegación y un barco construido por su amigo Floki (un enajenado mental que se folla a la mejor chati de la serie). Pero claro tendrán que vérselas con el conde Haraldson (un gran e inspirado Gabriel Byrne) que fiel a su tradición continuista prefiere seguir invadiendo las tierras nórdicas.

Por supuesto Ragnar arribará en Inglaterra y la liará parda. Y aquí está uno de los puntos fuertes, porque no intenta de pintar a los vikingos como santurrones ni matizar su naturaleza, por supuesto que nos los pintan simpáticos para que simpaticemos con ellos. Pero éstos llegan por ejemplo a un monasterio lleno de clérigos y los masacran a lo bestia sin ningún tipo de concesión.

Me ha gustado también como entremezclan su mitología y dioses con sus tareas cotidianas o con sus misiones y el hecho de que se rían constantemente del cristianismo también me resulta curioso, no porque esté o no de acuerdo, no voy a entrar en discusiones teológicas, si no en que me llama la atención que no hayan sido más disimulados.

Los rituales que realizan a sus dioses, los sacrificios, funerales y orgías en las que incluso comen setas, todo aparece muy bien retratado, tal vez habría incluido más escenas violentas o de sexo para aumentar el realismo porque uno de los puntos que me han “asqueado” un poco de esta primera temporada  es que tiene muchos altibajos de intensidad.

Me refiero a que se supone que el cliffhanger final que augura guerra y caña de la guapa a mi me ha dejado muy frío, al igual que todo lo relacionado con el nuevo status quo de Ragnar. Me gustaba mucho más cuando la serie iba como su propio nombre indica de Vikingos: matar, follar y saquear. Y de cuando en cuando rezar, sin más historia.

No obstante veré la segunda temporada, aunque como dice un buen amigo mío no correré como un loco para descargarla.

NOTA: 6/10

1 comentario:

Jolan dijo...

Yo he empezado a verla y por ahora me está gustando la trama y la ambientación. El ataque -verídico- al monasterio de Lindisfarne está muy bien retratado.

Saludos.