miércoles, septiembre 18, 2013

WHITE HOUSE DOWN: ASALTO AL PODER, o lo que ustedes quieran.




¿En que estaría pensando Roland Emmerich? Está claro que no es un realizador brillante en lo referente a trama y contenido y que sus películas se basan en la espectacularidad. Un tipo de cine que en mi opinión es tan necesario como el que más… su anterior 2012 ya no me gustó, me pareció aburrido pese al ritmo de los acontecimientos y los abrumadores efectos especiales y esta nueva vuelta de tuerca al heroísmo americano con White House Down ha confirmado la decadencia del director europeo.

Asalto al Poder es una película mala, mala incluso para mí que soy bastante conformista (condición que me da muchas más alegrías que penas) y es que ésta cinta me ha aburrido, es demasiado larga y lo peor de todo es que tarda demasiado en arrancar, no hay acción (cuando se le presupone a patadas) hasta que llevamos casi cuarenta minutos de metraje y el problema es que hasta ese momento los personajes nos dan igual.

Tenemos a Richard Jenkins como secundario de lujo que mola bastante aunque su rol se ve venir a kilómetros de distancia. Jaimie Foxx me parece un actorazo pero dadas las características del responsable de esta aberración te pasas todo el rato esperando a que haga alguna sobrada y ésta llega cuando maneja un lanzamisiles con precisión en plena carrera de todoterrenos blindados con cohetes y vulcans multitubo por el patio de la casa blanca mientras todo el mundo vitorea al presi desde las barricadas a pocos metros del recinto presidencial.

Pero sin duda lo peor es Chaning Tatum o como se escriba que no me apetece mirarlo, un tipo que necesita ducharse en carisma porque es soso como él solo, no tiene presencia y lo que es más patético, que como personaje no despierta empatía y sólo le deseas dolor y muerte y no digamos ya a su hija y el numerito de agitar las banderas del final de la película cogido directamente de La Roca.

Hay cosas salvables como el papel de Maggie Gyllenhaal, aunque le sobra rota, que al menos resulta agradable a la vista. Ciertas escenas de acción están muy bien resueltas pero da la sensación de que el servicio secreto, agentes que pertenecen a la élite de sus cuerpos, son unos completos inútiles y mueren como moscas. Las escenas con helicópteros o del Air Force One son muy cañeras también pero desde luego no convierten la película en algo decente dentro del género de acción.

NOTA: 3/10

Pd: No he comentado nada del argumento, no creo que haga falta, espero haberos desmotivado totalmente.

1 comentario:

el elegido dijo...

buenos dias yota, te recomiendo que mires la gran pelicula que es The Lord of Salem es puro rob zombie, saludos y buen dia