lunes, octubre 28, 2013

AZOOMA. Las peripecias de Serie B de una madre vengativa



Hola amigos, vamos con una nueva reseña de una película del pasado festival de Sitges, hoy toca hablar de uno de los pocos chascos que me llevé en mi primera visita al festival de cine por excelencia de España: Azooma. Si bien es de agradecer que no pagué por esta película ya que su entrada me fue cedida por mi buen amigo Fran Villalba.

Azooma es una película coreana obra de Lee Ji-Seung, realizador desconocido por mi hasta la fecha, que narra las peripecias de una madre que clama justicia contra el violador de su hija, una niña de tan sólo diez años, lo que sucede es que el sistema judicial de su país es totalmente ineficaz y encima la situación social de la madre la convierte en una paria al estar divorciada y ser su ex – marido un médico de éxito preocupado más de su imagen pública que de la salud de su primogénita.

Azooma contiene una feroz crítica al poder judicial coreano y la actriz protagonista hace bien su papel como madre víctima de una ira descarnada que se enfrenta a la impotencia de ver como el perpetrador de una acto atroz sale de rositas. Dicho esto no hay muchas pegas que poner a la trama de la cinta, ni al guion concreto pues aunque sea un drama fílmico de manual el realismo de la cámara y la fotografía otorga cierta frialdad al resultado final muy apropiado para este tipo de cine.

¿el problema? Pues que no olvidemos que estamos viendo una película y es que salvo el par de detalles comentados en el párrafo anterior el resultado final es muy cutre, pobre, muy de telefilme de serie B coreana y eso es decir mucho. El termino correcto sería “Dorama” que es la palabra que ellos usan para culebrón.
 La cinta apenas llega a los 90 minutos pero se hace larga de necesidad y pides el final mirando la hora en más de una ocasión, aunque eso si el giro de última instancia y la venganza hace que salgas algo más contento de ver la película.

Cutre, pero interesante.

No hay comentarios: