domingo, octubre 27, 2013

MIS TEBEOS FAVORITOS I: The Legend of Mother Sarah (1990)




Hola amigos, bienvenidos a un domingo más de sección periódica en Los Archivos de Typhares, pero no es un domingo cualquiera porque ¡ESTRENAMOS SECCIÓN! Sí, otra más. En esta ocasión sobre reseñas de mis tebeos preferidos, puede que hablé de una saga concreta, de un número, una etapa o incluso una colección completa, no pretendo ponerme barreras, pero ojo, que si esta sección dura igual pensáis que me dejo cosas fuera y es posible que así sea, pero tened en cuenta que no me gusta repetir material y que en este momento el archivo de reseñas del blog llega casi a las 600 entradas. Así pues, empezamos!

Para estrenar la sección vamos a comenzar con un manga, que aunque no lo parezca es un tipo de cómic que me gusta mucho pero que por cuestión de pasta se suele quedar fuera de las compras mensuales, pero no uno cualquiera si no la excelente edición Kazenban que ha publicado recientemente Norma de La Leyenda de la Madre Sarah, en siete voluminosos tomos que incluyen páginas a color.

Publicando originalmente en la revista Kodansha en 1990 se extendió en un total de once volúmenes. El manga es creación del mítico Katsuhiro Otomo (que hizo más cosas aparte de Akira aunque cueste creerlo) en los guiones y dibuja el desconocido hasta este momento para mi Takumi Nagayasu.

La historia nos presenta un futuro donde la Tierra está desolada por culpa de un cataclismo nuclear. Los más adinerados viven en colonias espaciales como Sarah y su familia, pero un día una de estas colonias es atacada por un grupo terrorista y se ven obligados a descender al Planeta. Allí son tiroteados por las fuerzas rebeldes y Sarah es separada violentamente de sus tres hijos, violada, torturada y sometida a trabajos forzosos a los que sobrevive únicamente gracias a su afán de superación y a su firme convicción de reunir de nuevo a su familia.

Cabe destacar que en la Tierra hay dos facciones enfrentadas. Los Epoque que son partidarios de usar la tecnología para restaurar el ecosistema mediante explosiones controladas y los Mother Earth que se oponen firmemente a ese propósito y consideran que la época de los hombres ya ha pasado y que se debe dejar al planeta que se regenere solo. Pues la lucha de Sarah irá por su propio lado, acompañada de un comerciante con pocos escrúpulos llamado Tse-Tse con el que entablará buena amistad comenzará un viaje que le llevará a conocer todos los lados del conflicto y sobre todo a las grandes víctimas del mismo: los humanos.

El manga es desgarrador, directo, emocionante. El personaje de Sarah se me antoja fascinante. Una mujer dura, pero tierna ya que al fin y al cabo no deja de ser una madre a la que han separado de sus hijos y que cae en momentos de plena locura, como se verá en uno de los primeros flashbacks que narran porque tiene la herida que tiene y no cuento más.

Es de agradecer que Katsuhiro Otomo tuviera clara la trama y el desenlace de la historia. Pues aunque se empatiza en gran medida con los personajes, no estamos ante un manga que se alarga más de lo necesario puesto que hay un propósito y objetivos claros en el viaje de Sarah.

No quisiera terminar esta humilde reseña, que en nada hace honor al gran manga, sin mencionar la inconmensurable tarea del artista de la obra: Takumi Nagayasu. Un dibujo sin florituras, realista, detallado hasta el exceso en lo referente a tecnología y arquitectura. Muy bueno a todos los niveles, claro y bien narrado. De hecho hay una abundancia abrumadora de páginas sin texto donde nos podemos deleitar con el arte de este mangaka.

Muy recomendable y sólo son siete tomitos.

Nos vemos en un mes o así.

4 comentarios:

Kikedck dijo...

Recuerdo de hace años la publicidad de este cómic, pero nunca llegué a leerlo. Quizás me anime un mes de estos

Yota dijo...



Gracias por el comentario.

Yo es uno de esos tebeos que conocía de toda la vida pero que nunca me lanzaba a por él. De hecho he de confesar que no lo tengo, lo he cogido prestado de la biblioteca pero es que mi economía no me permite mucho más

Kikedck dijo...

Oye, tengo que ir a investigar si los suecos tienen comics en la biblioteca, y de paso hacerme socio de la biblioteca de aquí. Con suerte igual tienen este en inglés... quien sabe...

Yota dijo...


Yo desde que descubrí el fondo de còmics de una que está al lado de mi casa voy todas las semanas. Aunque ya me van quedando pocas cosas que me interesen por pillar :(