domingo, octubre 06, 2013

RECOMENDACIONES MUSICALES XXIX: Cryptic Writings de Megadeth (1997)



Hola amigos, bienvenidos a una nueva recomendación musical en este vuestro blog, hoy nos vamos al mundo de thrash metal o puede que no, porque el disco del que os voy a hablar y que al estar en esta sección es lógicamente de mis favoritos es el Cryptic Writings de Megadeth, publicado en 1997 y que probablemente es el trabajo más vapuleado de la banda pese a que sus últimos discos tampoco es que hayan sido gloriosos.


Cryptic Writings es el séptimo disco de estudio de Megadeth y tras una primera escucha queda patente que algo ha cambiado, el sonido ya no es el que se esperaría tras discos como “Youthanasia” aquí algo va mal para muchos y es aplaudido por unos pocos y es que la banda y el sonido de Megadeth evolucionan hacía un sonido más limpio, más “heavy”, más mainstream y eso hirió a mucha peña. Claro que yo entiendo a Mustaine porque ver como sus ex – compis de Metallica lo petaban con Load o Reload debía de doler.

Pues que queréis que os diga, a mí me encantó este disco, creo que está repleto de temazos. Comenzando con “Trust” y esa batería que poco a poco te va metiendo en la música y que de repente con unos riffs de la leche te hace flipar, además incluye el último gran solo de Mustaine. Sin bajar demasiado la intensidad nos topamos con “Almost Honest” que también lo parte, tiene fuerza, gancho y es muy pegadiza aunque el estribillo puede resultar un poco “happ”, no se si me entienden.


Apelando a la simpleza nos encontramos con “The Mastermind” y oigan pues para ser una de las canciones más criticadas a mí me encanta, joder solo por la base rítmica de guitarra me parece que merece la pena. Pero bueno, luego todo queda arreglado con ese trallazo que es “Disintegrators” un tema que no llega a los tres minutos pero que te pone a cine. El siguiente corte “I´ll Get Eleven” (coña que fijo que tiene que ver con la película Spinal Tap) es demasiado experimental incluso para mí, aunque reconozco que Mustaine hace un gran trabajo vocal pese a sus auto-reconocidas limitaciones.

Y ahora que me perdonen los puristas porque “A Secret Place” puede ser una de las canciones más raritas no sólo del disco sino también de toda la amplia discografía de Megadeth pero es mi tema favorito de los thrashers, creo que es una composición perfecta en todos los sentidos y es de esos temas que se te quedan metidos. “She-Wolf” es otro temazo de los grandes, aunque también será rarito para los puristas por los tintes melódicos mezclados con melódicas heavys, pues al que no le guste se siente, él se lo pierde.

El disco termina con dos temas, que ahora sí, que a los intransigentes musicales probablemente gustarán más: “Vortex” y “FFF” buenos temas cañeros de thrash metal de manual pero que me provocan bostezos si los comparo con lo que he mencionado anteriormente.

El mes que viene una nueva recomendación, espero que os haya gustado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con lo de Secret Place. En lo demás no, qué le vamos a hacer. Disco aburrido de narices. Youthanasia ya era este sonido, pero infinitamente más inspirado.

Yota dijo...


Gracias por el comentario colega!

Es lo bueno de los gustos. Cuentame, para ti cual es el mejor trabajo de Megadeth?