jueves, noviembre 14, 2013

GRAND PIANO. Fallar no es una opción




En el pasado festival de Sitges la película que tuvo el honor de inaugurar tan magno evento fue Grand Piano. Producción española dirigida por el también patrio Eugenio Mira pero con actores americanos en su mayoría, práctica muy habitual en los últimos años sin duda orientada a abrir nuestro cine a la taquilla internacional.

Grand Piano es una película sencilla, directa con un objetivo muy concreto que no es otro que el hecho de hacer pasar un buen rato al espectador. Digo que es directa y esto es así porque sólo dura 75 minutos sin contar los títulos de crédito lo que deja una sensación de que no sobra nada pero si se deben pagar 9 pavos por esto, porque si, la peli está bien, pero no revoluciona nada.

Elijah Wood es el protagonista de una trama en la que durante un musical un francotirador le amenaza con matarle a  él o a su mujer que está en un palco si falla una sola pieza de una partitura musical llamada “La cinquette” cuyo apodo no es otro que la partitura imposible.  Como bien dice mi amigo Oneyros es como Speed pero cambiando un autobús por un piano y aunque pueda sonar exagerado es una comparación realmente buena la verdad.

No vamos a desvelar quien es el villano, aunque su nombre aparece en el cartel, la promo, los créditos… y es que según declaraba el realizador, la productora le obligó a hacerlo porque si había un nombre potente tenían que usarlo para atraer espectadores y es que se ve que el pobre Frodo si no anda descalzo no es reclamo para nadie.

También en palabras de su director antes del visionado nos pedía, casi imploraba, que viésemos la película con la mente abierta que no fuésemos lo que Alfred Hitchcok llamaba “verosimilitistas” porque el hacía película no fragmentos de realidad. No sabía por donde irían los tiros, pues bien, una vez vista lo tuve muy claro y es que el guion en lo que se refiere al plan del “malo” hace aguas por todas partes.

Para empezar se trata de un plan absurdo, demasiada planificación y complicaciones para algo que podría resolverse de manera mucho más sencilla, joder si incluso sus esbirros se lo echan en cara. El enfrentamiento final está muy mal resuelto y hay un par de muertes del todo gratuita que sólo sirven para dar algo de chicha a la cinta. Imagino que en la cabeza de Eugenio Mira todo debía quedar muy chuli, muy divertido y original y tal, pero el resultado final le ha jugado una mala pasada y su petición de ver la peli sin prejuicios seguro que era porque ya es conocedor de estas malas críticas.

No obstante Grand Piano no es ni mucho menos una mala película. Su factura técnica es sencillamente impecable con una gran fotografía de Unax Mendía y una magistral banda sonora de Víctor Reyes y es original y divertida, pero del tipo de ver una vez y archivar en el cajón de la memoria de “me importa un carajo”.

NOTA: 5/10

1 comentario:

XAVI dijo...

"plan absurdo, demasiada planificación y complicaciones para algo que podría resolverse de manera mucho más sencilla, joder si incluso sus esbirros se lo echan en cara. El enfrentamiento final está muy mal resuelto y hay un par de muertes del todo gratuita".

Eso es lo malo que tienen algunas películas de este tipo. A ver, yo tampoco ahora quiero hechar por tierra el film, que sin duda me gustaría ver porque el trailer atrae. Y no quiero ir cargado de prejuicios. Pero, lo malo de estos "planes tan bien trazados" es que si le objetivo a conseguir es sencillo, para que montar tanta martingala.

Si ha de ser un plan rebuscado, que lo sea hasta el final, que sea algo elaborado. Que sea algo que juegue con la inteligencia del espectador no que la insulte.