jueves, noviembre 07, 2013

LOBEZNO Y LA PATRULLA X: LA SAGA DEL CLUB FUEGO INFERNAL




Parece que fue ayer cuando comenzó la serie Lobezno y los X-Men y ya lleva publicados en España 35 números USA en 19 números de Panini, para mi desde luego una de las series de la Casa de las Ideas más frescas de lo que va de siglo, pese a tener alguna saga un poco titubeante Jason Aaron sabía muy bien lo que hacía y ha puesto toda la carne en el asador con la saga que acaba de terminar.

La Saga del Club Fuego Infernal ha sido toda una montaña rusa, no peca de transgresora, ni de original, no es rompedora ni reinventa nada, simplemente es divertida, trepidante, emocionante y deja el regusto que tendría que ser obligatorio para cualquier buen cómic de superhéroes.

Desde las páginas de Cisma hace más de dos años hemos visto como el joven Kade Kilgore acompañado de una panda de criajos se hacía primero con el control del Club Fuego Infernal y más tarde tras tener el monopolio de la fabricación de centinelas prometió hacérselas pasar canutas a Lobezno y su Instituto Jean Grey.  Poco a poco se han ido dando pistas de como esta versión “Parchís” del antaño club de campo de Sebastian Shaw o Emma Frost iba ganando medios, aliados, hasta el punto de crear su propia academia para jóvenes mutantes orientándolos a ser malos malos.

La premisa peca muchas veces de estúpida, surrealista, pero el truco está en entrar en el juego de Aaron, Bachalo, Pérez, López, Ferry o Bradshaw que son los artífices de esta saga. Una vez dentro, disponte a disfrutar con los guiones macarras, los diálogos y situaciones cafre y un plantel de personajes bastante variado.

La saga sirve para presentar otro puñado más de nuevos personajes y al ritmo que vamos estamos a un paso de la sobreexplotación que había en los tiempos de Morrison, sobre el escocés que fue el creador de Kid Omega o de Herman Blob, Aaron les saca partido como nunca y es especialmente Quentin Quire quien brilla con luz propia junto a otros como Idie o personajes más clásicos como Sapo o Vaina.

El plantel de villanos de la saga es bastante destacable: Dientes de Sable, Sauron, Mística, Sr. Mortal, Pandemonium (un villano de los Vengadores Costa Oeste de Steve Englehart), Perro, Filisteo o un Wendigo para la ocasión. A ellos se enfrentará la plana mayor del profesorado del Instituto Jean Grey acompañados de Krakoa, os digo ya que la batalla final es un completo delirio.

Mucho cachondeo como podéis deducir pero también tiene su parte seria, centra en el bueno de Lobezno y en lo que significa ser responsable de un puñado de chavales, responsable no sólo de su enseñanza sino también de moldearlos para que sean lo que quieran ser, que sea elección suya y no de otros.
NOTA: 8/10

PD: Como suele ser habitual en Aaron al final de la saga ya suelta detallitos de lo que está por llegar. Ganazas.

5 comentarios:

Alain Alvarez Alemany dijo...

Buen articulo,aunque algo breve pa algo tan interesante,jason aaron es un genio
Es fan de morrison,me lo dijo y se nota bastante
Ahora a la llegada de amazing x-men

Yota dijo...

Muchas gracias por el comentario!

Jajaja, es que la vida no me da para hacer post más largos y me gusta ofrecer mucho material y creo que bastante diverso.

No sabía que era fan de Morrison, la primera vez que leí la etapa del escocés no me gustó mucho pero creo que debería volver a releerla porque desde luego ha sido fundacional.

Alain Alvarez Alemany dijo...

Mira yota,con mi auper ingles fluido jajaja
http://jasoneaaron.blogspot.com.es/2013/08/wolverine-and-x-men-annual-1.html?m=1#comment-form
Haber que te parece

Yota dijo...


Le echo un vistazo gracias!

Yota dijo...


Le echo un vistazo gracias!