miércoles, diciembre 18, 2013

THE SACRAMENT. Aterradoramente real


Hola amigos, seguro que si todavía queda alguien que lea el blog (las visitas me hacen dudar a veces jeje) se preguntará cuando acabaré de hablar de las películas de Sitges, muchas de ellas fuera de cualquier circuito comercial y que seguramente acabarán quedándose inéditas, pues espero que a los pocos lectores (os agradezco vuestra fidelidad) que las sigan os estén gustando porque todavía quedan cerca de la mitad jeje.

The Sacrament fue la película elegida para la clausura del pasado festival de cine fantástico, terror y oriental de Sitges. Dirigida por el para mi desconocido Ty West, del que sin embargo investigando he podido comprobar que he visto un par de películas suyas como son El Cobertizo y Cabin Fever 2, pero son bastante olvidables – en especial la segunda – pues bien ahora parece que sabe muy bien lo que hace y se marcó la que posiblemente fue la película más aterradora de todo el evento.

The Sacrament está basada en una historia real, por lo que el acojone de que eso pasase de verdad aumenta, donde sus protagonistas viajan a centro américa para encontrarse con la hermana de uno de ellos que de forma súbita decidió unirse a una comunidad de fanáticos religiosos que reúsan de la propiedad privada, la tecnología y cualquier otra cosa que pueda pervertir sus almas.

La película está rodada cámara en mano – o found footage – que dicen los puretas por lo que el aspecto y la factura final como si de un documental se tratase en muy acertada para The Sacrament. Una trama funcional, realista, un severo y acertado análisis de la cara más oscura y retorcida en lo que se refiere a una libre interpretación de las sagradas escrituras que tiene unos resultados demoledores. Quienes conozcan la historia real de la Guayana francesa ya sabrán como terminó todo, para quienes no, no pienso destripar nada.


Lo que iba a ser un viaje de reencuentro, de descubrimiento, una aventura cultural se acaba tornando en la más horrible de las pesadillas. El ritmo de la cinta es alucinante y la habilidad del director para irnos introduciendo poco a poco en la vorágine de terror es digna de elogio, cuanto más aprendemos sobre esta comunidad, menos queremos saber a la vez porque está claro que algo raro pasa con ellos, la apariencia de falsa libertad se va desquebrajando para que todo salga a la luz.

El climax  de The Sacrament es sensacional, deja con un mal cuerpo de narices y hace más cierto aquello de “la realidad siempre supera a la ficción”. Todos los actores están muy acertados en sus papeles sin que nadie sobresalga en exceso salvo el gran Gene Jones que interpreta a “Padre” el líder de la comunidad y el que con todas luces será el responsable de su desaparición.

Son películas como The Sacrament y directores como Ty West los que en mi humilde opinión hacen grande el cine haciendo que historias reales se conviertan en más reales todavía transmitiéndolas con frialdad a la que vez que sentimiento a los espectadores, consiguiendo que con las escenas cotidianas o más mundanas que tenga la película nos olvidemos de las atrocidades que en ella se cometen. Exactamente lo mismo que hace la televisión en la vida moderna.

Para pensar en ello.

NOTA: 9/10

2 comentarios:

Natán dijo...

No me he leido la reseña porque quiero llegar "virgen" al visionado de esta película. Ty West tiene un estilo muy particular que no gusta a todo el mundo pero a mi me alucina.

XAVI dijo...

La verdad es que, leyendo lo que expones sobre "GENE JONES" y la Masacre de la Guayana, me hago una idea de por donde irá.

Cuidado, que no digo que sea mala, pero basada en ello, es otra versión distinta de lo que protagonizó en su momento Powers Boothe.

Si, sale en Sitges, bien vale una ojeada.

Mis dos ejemplos más claros "A Cabbin in The Woods" y como no, "Reservoir Dogs".