sábado, diciembre 21, 2013

TIBURONES. Esos entrañables, mutados y eclécticos monstruitos


Hola amigos ¿cómo va eso? ¿tenéis miedo a los tiburones? Pues que sepáis que si la respuesta es afirmativa la culpa de todo esto la tiene Spielberg y su película Tiburón estrenada en 1975 que mitificó a los escualos como si fueran sanguinarias máquinas de matar cuando en realidad no son así… pero no vamos a hablar de eso, hoy vamos a dar un repaso a algunas representaciones populares de los tiburones.


La película de Spielberg está basado en el bestseller Jaws (Mandíbulas) de Peter Benchley de 1974 que narraba de forma bastante libre los acontecimientos sucedidos en Nueva Yersey en 1916 donde cuatro bañistas fueron devorados por Tiburones en el transcurso de pocos días.

Lo que poco se podía esperar el mundo del cine es que una cinta protagonizada por un tiburón mecánico que costó nueve millones recaudase casi 500 en todo el mundo. La película del Rey Midas fue la inventora del termino “blockbuster veraniego”, el filme es recordado por la gran interpretación de Roy Schreider y Richard Dreyfuss, la banda sonora de John Williams y sigue siendo un referente en el cine de monstruos que cuenta con su propia atracción y montaje en el parque de la Universal.


Como el filme tuvo un éxito sin precedentes las secuelas no tardaron en aparecer, aunque ninguna de ellas rozó ni de lejos el éxito de la original. En Tiburón 2 repitieron la mayoría de los protagonistas pero la sensación de suspense y terror se había desvanecido por completo. Tiburón 3 es una cinta que particularmente me gusta bastante, estrenada en 3D (de las primeras que lo hizo) y protagonizada por Dennis Quaid y Louis Gosset Jr, en ella un enorme tiburón aterrorizaba un parque de atracciones acuático, en Telecinco la han puesto mil veces y la verdad no me importaría hacerme con ella. Finalmente llegaría Tiburón La Venganza en 1987 retomando personajes de la primera como la viuda de Brody, pero es francamente olvidable.


Otra forma habitual cuando algo tiene éxito es la Explotation y en los setenta estaba a la orden del día por lo que los sucedáneos tampoco tardaron en llegar. Posiblemente el más recordado fuese Tintoretta: Tiburón Asesino, una producción anglo-mexicana protagonizada por un enorme tiburón tigre, curiosamente también estaba basada en una novela. No será un Tiburón, pero Orca La Ballena Asesina de Michael Anderson seguía el mismo esquema que la obra de Spielberg, en ella Richard Harris y Charlotte Rampling debían hacer frente a una horca, en su rodaje colaboraron los especialistas Ron y Valerie Taylor que rodaron una escena inicial con un animal de verdad en cautividad, al igual que hicieron dos años antes en Tiburón.

  

 Ahora vamos a dar un salto temporal (obviaremos Deep Blue Sea de Renny Harlin que mola mucho pero no aporta nada) para enfrentarnos a una de las épocas más chungas – y divertidas – que han conocido estos pobres bichos. El nuevo siglo nos ha ofrecido algunas películas realmente bizarras protagonizadas por tiburones, la mayoría de ellas producidas por Asylum y que suelen tener unos cuantos elementos en común: violencia, sangre, tetas, efectos de CGI ridículos, algún actor conocidillo de la TV y un esquema más similar a Piranha de Joe Dante que a Tiburón de Spielberg. Veamos algunas de las más “destacables”.


Megashark. Un gigantesco tiburón prehistórico que se enfrenta primero a un pulpo gigante en una disputa por el control de los océanos y más tarde a un crocosaurus. En la primera podemos ver a Lorenzo Lamas el rey de las camas y en la segunda a URKEL!!! Tiene momentos tan bizarros como nuestro megashark comiéndose el puente de San Francisco o saltando como si fuera un delfín y zampándose una avioneta.

Sand Sarks. De nuevo tenemos tiburones prehistóricos que estaban en periodo de hibernación y que un terremoto los deja libres (¿alguien menciona Piraña 3D?) lo que pasa que estos bichos consiguen nadar por las dunas del desierto como si fuera agua y claro pillan a todo el mundo por sorpresa, la dosis de tetas de buen ver es bastante grande eso es cierto.

Sharktopus. Eric Roberts es un científico que ha creado un híbrido de tiburón y pulpo para usarlo como arma militar y acabar con los piratas somalíes, porque seguro que es más sutil que un misil bien tirado, es una película bastante absurda del año 2010 pero es muy divertida y producida ni más ni menos que por Roger Corman.

 

Ghost Shark. Dirigida por Griff Fust llega el surrealismo, unos marineros hieren de muerte a un escualo, el cual va a morir a una cueva embrujada que lo convierte en un espíritu de la venganza. Es cutre a más no poder y encima los efectos fantasmales se limitan a que parezca un gusiluz en la oscuridad. Mola que tiene la habilidad de teletransportarse y aparecer en cualquier sitio que tenga agua.

Swamp Shark. Alguien aquí vio Piraña 2 de James Camero y le moló mucho porque es igual, un tiburón blanco mutante que consigue adaptarse al agua dulce y que la lía parda subiendo río arriba por el Missisipi y dándose un festín con un pueblecito lleno de bañistas intrépidos.

Sharknado. La joya de la corona, con Tara Reids (lo pongo en plural por sus dos amigas domingonas). Surrealista, estúpida, casi lírica, fruto de un delirio todavía inexplicable un tornado deja un montón de tiburones sueltos en una ciudad y éstos destruyen y se comen todo lo que pillan por tierra, mal y aire. El final es más épico que todo El Señor de los Anillos juntos y el momento motosierra gloria bendita.


Ya terminamos, pero vamos a dejar un breve apunte televisivo en la forma de recordar los 40 episodios de Street Sharks, una serie de animación de los años 90 formada por cuatro hermanos mitad tiburones mitad humanos que se enfrentaban al doctor Paradigma y a su panda de mutados. Cada uno de los protas era un tipo de tiburón distinto y el tufo a Tortugas Ninja era evidente. Pero amigos, eran los años 90.

En breve volveremos con una nueva entrega donde los bichos del espacio exterior serán los protagonistas.


4 comentarios:

Jerusalem dijo...

Una de las mejores películas de todos los tiempos. Me encantan todo los personajes, los diálogos y la música. Además creo que es uno de los pocos casos en que el libro es peor que la película.

Mike Lee dijo...

Gran repaso, me apunto unas cuantas para ver, sobre todo las últimas que mencionas ;)
Los Street Sharks molaban a pesar de recordarnos a las tortugas.

¡Saludos!

XAVI dijo...

Una cosa es JAWS, el clásico, que no tiene desperdicio.

Lo demás... Madre mía...

Lo de SHARKNADO, es que ya es de vergüenza... También salía IAN ZIERING.

"Tara Reids (lo pongo en plural por sus dos amigas domingonas)". Buen chiste!

XAVI dijo...

Acabo de ver SHARKNADO, es el día 25 de Diciembre de 2013. Y es tan, tan, pero TAN... Que no me atrevo a describirla....

En Navidad hay que creer en los milagros...

"sus dos amigas domingonas" - Mira que eres malo. ¡Se me ha quedado la frasecita!

¡Feliz Navidad YOTA!