lunes, febrero 10, 2014

JUSTICE LEAGUE WAR. Readaptando el Nuevo Universo DC




Que el Nuevo Universo DC ha venido para quedarse es algo que está claro, por desgracia las ventas parece que están acompañando (aunque a Batman, la JLA o poco más…) y encima ahora están adaptando algunas de sus historias a las películas de DC, primero fue Flashpoing – la falsa génesis de todo esto – y ahora la película que supuestamente es el pistoletazo de salida del New 52 pues la historia de la JLA que aquí se cuenta sucede cinco años antes que el comienzo de las restantes 51 series.

Dirigida por Jay Oliva, responsable de la próxima adaptación de Arkham Asylum (el videojuego, no la novela gráfica) y de las dos entregas de El Regreso del Señor de la Noche, nos ofrece una historia entretenida que narra como durante una persecución de un parademonio Batman conoce a Green Lantern (éste último ya era amigo de Flash) y comienzan una investigación sobre las misteriosas criaturas.

Por otro lado tenemos a Wonder Woman cabreando a los humanos porque se considera superior a ellos, a Superman que aquí casi no dice ni dos palabras y se limita a lanzar rayos por los ojos, a Vic Stone que se convierte en Cyborg y cuya génesis como superhéroe ocupa la mayor parte de la película y por último a Shazam que es un adolescente chuleta como civil y como superhéroe, aunque queda  chulo ver como tira relámpagos y tal.

¿Dónde está Aquaman? Pues no le deben de considerar muy comercial porque ni sale y es sustituido por el mencionado Shazam. Lo cierto es que en los ochenta minutos que dura Justice League War no hay tiempo para desarrollar demasiado los acontecimientos y la manera en que se unen los héroes resulta forzada y chapucera, manera que por otro lado y desgraciadamente es idéntica a la del cómic original.

El resto pues es una pelea interminable contra Darkseid y sus tropas de Apokolips y poco más. Como he dicho al menos resulta divertida, la animación como viene siendo habitual está muy por debajo de las películas de hace un lustro y es que la ausencia de Bruce Timm y la necesidad de buscar un estilo propio no le hace ningún bien.

Otro aspecto que me parece destacable es la más que evidente violencia – no estoy en contra de ello – pero es otro signo de la nueva editorial de Detective Comics donde la sangre está presente en cada página y donde se busca más la espectacularidad que se queda un momento en la retina que la que perdura para siempre en la memoria.

Suelo comprarme todas las películas animadas de DC y esta si la pillo a precio puta no será una excepción pero desde luego que no me corre la menor prisa.

NOTA: 5/10

2 comentarios:

XAVI dijo...

Bueno, tal y como empezaron con la andadura los NEW 52... La verdad es que no me atrae mucho.

Le doy más crédito a la película de animación de THE DARK KNIGHT RETURNS.

Lobo de piedra dijo...

A mi la verdad es que me gusto, aunque no en exceso, yo si le daria un 7/10. Tal vez sea por la rememoracion mental de los maravillosos dibujos de Jim Lee.