domingo, marzo 23, 2014

A LOOK TO THE 80´S XXVI: Surf Nazis Must Die (1987)

  
Hola amigos ¿cómo va el finde? Un domingo más os traigo una de mis secciones temáticas pero sinceramente con la de hoy espero que no me hagáis mucho caso porque vaya “joyita” que me he tragado hace un rato. Al menos sólo dura 80 minutos y ni siquiera el hecho de haber sido producida por la Troma te puede preparar para este despropósito: Los Surfistas Nazis deben Morir.

Siempre he querido ver esta película porque era una de esas de las que mis amigos habían conseguido ver alguna vez por un canal autonómico – os estoy hablando de los años 90 – y el título era lo bastante casposo como para que quedase grabado en la memoria. Pues bien, como he dicho menos mal que es cortita porque vaya mierda.

La trama es muy típica de la época y en el fondo es otra demostración del miedo de la sociedad americana a un cambio drástico de status quo, de ahí la avalancha de películas en los ochenta donde los comunistas amenazaban al país y al capitalismo. Aquí el cambio es producido por un terremoto que asola la cosa oeste de Estados Unidos y sus habitantes en lugar de ser lógicamente acogidos por la otra costa o ayudados por el gobierno sobreviven en una zona sin leyes donde las bandas de surferos son los dueños de todo: surferos samuráis, surferos judíos y surferos nazis que son los peores de todos.

Aunque la verdad es que como banda son un desastre, predican las ideas nacionalsocialistas y se hacen llamar Adolf, Eva, Menguele… pero ni siquiera se pintan bien las esvásticas en la cara y no llegan a la media docena pero eso sí, todo el mundo les tiene miedo.

En la película no pasan demasiadas cosas, los nazis pegándose con unos, pegándose con otros con coreografías de chiste y golpes que nunca se ven donde terminan y siendo así incluso están mal hechos (imaginaos las peleas de series como Xena y Hércules pero en cutre), hay alguna que otra escena de tetas totalmente gratuita y una mamá coraje negra cuyo hijo es asesinado al principio de la película y que jura venganza, pero el director se olvida de esta parte de la trama y lo remata todo en los diez minutos finales que tiene un par de toques gores muy chulos y ya.

Esta puta mierda ha sido dirigida por Peter George que debutaba así en los largos pues tenía una larga trayectoria en la pequeña pantalla en serie de TV de gran categoría como El Perro Vagabundo o Cita con la Muerte. Entre los “actores” del reparto no he reconocido a ninguno ni siquiera de los habituales de la serie B pero la música de John McCallum molaba bastante, muy propia de su época con sonidos estridentes y sintetizados.

Ni me molesto en poner nota.

2 comentarios:

Edu Wallace dijo...

Tiene pinta de obra maestra temporal. Por lo que veo la negra obesa es la que parte el bacalao. Un abrazo.

Yota dijo...


Gracias Edu!

Jajaja, menudo cagarro es. Mirate los diez últimos minutos y listo. Ahora ya estoy pensando en la siguiente mierda XD