domingo, marzo 09, 2014

MARVEL BITS XXXIV: X-Men Children of the Atom (1994)

 

Hola amigos, bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares – que de momento siguen siendo los domingos contra viento y marea – hoy toca Marvel Bits, donde de manera cronológica vamos hablando de todos los videojuegos protagonizados por personajes de La Casa de las Ideas, ya estamos plenamente metidos en los años 90 y nos vamos a centrar en un juego que llegó a todos los salones recreativos en 1994 y que ayudó a aumentar la fiebre por la Patrulla X que lo petaba en los Quioscos y en la televisión, como ya sabréis toca X-Men Children of the Atom.


Este juego fue importante por muchas razones, la primera es que se trataba del primer Fighting VS de Capcom protagonizado por personajes de Marvel – luego vendrían muchos más y también otros de este tipo por otras compañías – que continuaba la estela triunfante de las sagas de Street Fighter que se encontraba un poco anquilosada y de Darkstalkers que pese a su calidad no lo había petado como debía.


Programada en la placa Capcom CPS que tan buenos resultados le había dado a la compañía el juego presentaba unos gráficos geniales con mucho colorido que parecían directamente sacados de las viñetas (una vez más usando los diseños de Jim Lee), los diseños de Akira Yasuda eran simplemente perfectos y los sprites estaban modelados de manera muy “realista” en lo que se refiere a las proporciones, así Coloso era más grande que Lobezno, pero Juggernaut le sacaba una buena tirada al ruso y a Cain Marko le sacaba otro trecho el Centinela. El sonido tampoco desmerecía y aunque los ritmos electrónicos tenían demasiado protagonismo se compensaban con las frases propias de los personajes que podíamos escuchar.

El sistema de juego es el ya conocido pero con alguna novedad, debutan los “súper saltos” que muchas veces provocan la confusión del jugador, pero eso ya está en los gustos de cada uno. También hacen su primera aparición los break movements que permiten romper la presa del rival, los combos aéreos ganan protagonismo así como las súper magias (que ya habían debutado con mucho éxito en Super Street Fighter II Turbo y en la serie Alpha) que para poder ser ejecutadas teníamos que tener rellena una barra completa de energía.

El plantel de personajes a seleccionar en el arcade era de diez: Lobezno, Cíclope, Coloso, Mariposa Mental, Tormenta y el Hombre de Hielo y lo que molaba, los malos que por fin podíamos manejar a otros personajes que no fueran héroes, en este caso Spiral, Rojo Omega, Samurái de Plata y un Centinela enorme que solía ser bastante inútil. Habían dos final bosses que eran Juggernaut y luego por supuesto Magneto (en consola eran desbloqueables) y también un personaje oculto seleccionable que era ni más ni menos que Akuma/Gouki de Street Fighter.


La trama pues la verdad es que tras jugarlo emulado es lo de siempre, Magneto quiere gobernar la Tierra para que sea de los mutantes y para ello va a desatar un pulso electromagnético a escala mundial para traer de regreso la era oscura y la Patrulla X tiene que evitarlo. Según me he documentado dicen que es una versión libre de Atracciones Fatales y en otros sitios comentan que son destellos de la historia mutante: Rojo Omega contra Logan, la lucha en el Asteroide M, un combate contra los Centinelas… chorradas. Lo que hay que reconocer es que los escenarios son la hostia y están llenos de cameos.


Para este retroanálisis hemos usado la versión arcade, destacar que en 1996 el juego se editó en Saturn y PC y en 1998 en Playstation. Fueron versiones muy inferiores por la perdida de frames en movimiento y en pc se pixelaba que daba gusto.

2 comentarios:

Vladek dijo...

Este juego era lo mas con sus magias y sus supersaltos, sus escenarios que se rompian.

EL plantel molaba bastante aunque lo que nunca entenderé es ese centinela tan raro.

XAVI dijo...

Un juego cojonudo. CAPCOM sabía como hacer videojuegos de lucha.

Yo prové el de X-MEN vs. STREET FIGHTER (o algo así).

Creo que el arco argumental es el de La Tierra Salvaje, cuando Magneto volvió. Cuando Jim Lee empezó a despuntar.

Atracciones Fatales vendría luego. Pero, bueno, creo que el juego combina varios arcos.