jueves, marzo 13, 2014

SNOWPIERCER. La humanidad a bordo de un tren.


 
La verdad es que Snowpiercer fue una de las pocas sorpresas que tuvo la pasada edición del Madrid SyFy que se nutrió de algunas películas que se pudieron ver en Sitges, de cintas de hace dos años y alguna joyita como la que ocupa este post que además será estrenada en salas comerciales dentro de poco tiempo, esperemos que cunda el ejemplo y esto no se convierta en un rara avis.

Snowpiercer es la nueva película de Bong  Joon-Ho que en España estrenó hace unos años la exitosa The Host (aquella de la Sepia gigante que secuestraba a la niña) que es la única película que he visto de este director y que no me gustó nada de nada porque yo me esperaba una monster movie y no algo tan inclasificable con grandes dosis de humor absurdo. Pinceladas de coñas sin venir a cuento y en momentos que no te esperas que también se aprecian en su última obra.

Snowpiercer nos traslada veinte años al futuro de la humanidad, por diversas circunstancias la Tierra se ha helado y los únicos supervivientes viajan en un tren que recorre el mundo entero y que es gigantesco. Varios miles de personas viven hacinadas en los vagones de cola mientras que en los primeros vagones la gente vive como reyes con sus discotecas, restaurantes de sussy, salones de té y conciertos de violín, el único alimento que tienen son unas barras de proteínas (que cuando se descubre de que están hechas da un ascazo…) y de cuando en cuando se llevan a algunos niños pequeños.

Aquí entran en acción los protas que no son otros que los guaperas de Billy Elliot y el Capitán América que inician una revolución cuya inspiración es el veterano John Hurt, lo bueno es que a los veinte minutos de película la revolución ha comenzado y todavía quedan dos horas en las que tienen que pasar muchas cosas. Lo cierto es que me ha gustado mucho tiene grandes dosis de acción, algunas escenas visualmente muy impactantes y todas las veces que se ve el mundo tal y como está molan los efectos, lástima que haya algunos bajones de ritmo muy tochos.

No he leído la novela gráfica original en la que está basada la película obra de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb así que tampoco se si como adaptación es fallida o no pero no creo que importe y seguramente ni está editada en España.

El guion por otra parte ofrece buenas sorpresas, tiene un buen par de giros de esos que hacen que cambie todo el sentido de la película y que demuestran que ni todo es blanco ni negro y que los grises pueden ser  muy importantes. Para sazonar tanto drama y acción hay grandes dosis de humor ocasional – muchas veces en píldoras muy sutiles – que comentaba más arriba son la marca de este director y en esta película pegan más que en The Host, pero esto es sólo una opinión personal mía.

Una nueva vuelta de tuerca al manido tema de futuros apocalípticos y la moraleja de que finalmente siempre es peor la naturaleza humana que cualquier otra cosa. Muy curiosa si pueden véanla.

NOTA: 7/10

1 comentario:

Natán dijo...

Me gustó mucho! De lo mejorcito de la muestra. La novela gráfica (o lo que sea) si que se ha llegado a editar un par de veces en España, traduciendo el título como El Transglacial y Rompenieves, dependiendo de la edición. Lo que no se ya es si es facil de conseguir o está descatalogada, porque después de la película me han entrado ganazas de leerla