sábado, abril 19, 2014

EL ÚLTIMO GUERRERO Y EL ENTERRADOR SE DARÁN DE PALOS EN LA OTRA VIDA


Hoy toca postear uno de esos artículos tristes que sirven para decir adiós a celebridades del mundo del espectáculo y que han formado parte de nuestras vidas durante décadas. La semana pasada el mundo de la lucha libre profesional sufrió una tremenda sacudida tras enterarse de la muerte de El Último Guerrero. Uno de los luchadores más míticos de la WWF original que Telecinco emitía los fines de semana cada mañana con comentarios de los dobladores Fernando Castilla y Héctor del Mar, quienes fueron los responsables de traducir mal el nombre pues en inglés era The Ultimate Warrior o sea El Guerrero Definitivo.


Ataviado con sus cintas – supuestamente rituales – de colores fosforitos y haciendo el baile de San Vito a modo de “fatality”  nos dejó a los 54 años de edad en Nueva Orleans al sufrir lo que parece ser una muerte súbita ya que se desmalló y no logró recuperar la consciencia. Recientemente había vuelto a la fama gracias a que su personaje fue incluido en un reciente videojuego.


Todo un icono señores, todavía conservo su figura de acción de Hasbro (algunos de aquellos juguetes llevaban ilustraciones de Joe Jusko) y el juego de Game Boy donde era el protagonista principal. Por supuesto memorables fueron también los vicios e incontables las monedas de veinticinco pesetas que me gasté en el WWF Superstars, un juego de Techno que era una pasada y que incluía opción de Royal Rumble o Todos contra Todos.

Hay un dicho que reza que las desgracias nunca vienen solas y en este caso es totalmente cierto porque esta mañana me he enterado que Mark Callaway, más conocido como “El Enterrador” ha pasado a mejor vida ya que la pasada madrugada su mujer se lo encontró muerto mientras dormía por complicaciones derivadas de una conmoción sufrida en un combate contra Brock Lesmar.


Poco que añadir sobre este gigante que para mi sorpresa seguía en activo cuando me reenganché a la lucha libre allá por 2006 gracias a mi amigo Alberto. Siempre recordare cuando metía a su rival en una bolsa para cadáveres y así celebraba su victoria. El mamón imponía mucho.


Termino con una curiosidad ya que ambos luchadores contaron con sus momentos de gloria dentro del mundo del cómic. Ambos aparecieron en una serie limitada de cinco números a comienzos de los noventa y que fue publicada por Valiant durante su primera aventura editorial. Más tarde en 1999 el Enterrador gozó de su propia serie regular en Chaos Cómics que ya le daban toques sobrenaturales del estilo de las distintas series de cómics que han protagonizado los miembros del grupo de música KISS.

Descansen en paz, que se lo han ganado tras una vida de mamporros más o menos coreografiados.


EDITADO: Ahora parece que los rumores sobre la muerte de El Enterrador eran una broma, menos mal.

4 comentarios:

Arkano dijo...

Casi me matas del susto con lo de la muerte del enterrador, porque ese último combate con listar dió algo de penilla de lo mayor y cascado que estaba

Santiago Bobillo dijo...

Lo de Undertaker me parece que fue una broma de mal gusto y que sigue vivo...

Pablo dijo...

Recordar tras retirarse se dedicó a dar conferencias cada vez más homofobas, fascistas y racistas aunque en los últimos años se moderó un poco.

Una pena por el mito y la infancia pero ninguna por la persona.

XAVI dijo...

¿El ENTERRADOR ha muerto? ¡No jodas!