domingo, abril 06, 2014

MIS TEBEOS FAVORITOS IV: Global Frequency (2002-2003)



Hola amigos bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares, creo que ya le he dado un par de vueltas a todas las que hay y que llevo sin fallar varios meses así que aplausos please XD. Hoy toca hablar de otro de mis cómics favoritos de todos los tiempos (y del que previamente no había hablado aquí, requisito fundamental para no repetir contenido) y que seguramente su inclusión sorprende a más de uno y de dos: Global Frequency de Warren Ellis.


Viajamos hasta el año 2002 cuando Warren Ellis tenía carta blanca para poder hacer lo que quisiera en Wildstorm (cuando éstos ya eran propiedad de DC) ya fueran experimentar como sólo él sabía con todos los géneros habidos y por haber en Planetary o directamente con la genial Global Frequency de la que hoy hablamos.

GF fue una serie limitada de doce capítulos donde Ellis creó la organización de intervención y rescate llamada Global Frequency que estaba liderada por la emblemática y siempre pragmática Miranda Zero – que no dudaba en intervenir en cualquier misión si hacía falta – y coordinada por la experta informática Aleph. La organización contaba con 1001 agentes repartidos por todo el globo que van desde científicos, informáticos, espías, detectives, pilotos, marines, “especialistas”, asesinos o campeones de parkour.

La peculiaridad es que cada uno de los doce capítulos sería totalmente autoconclusivo teniendo como hilo conductor a Miranda Zero y Aleph y narrando una amenaza distinta en cada caso. Pues bien, todos los capítulos son una pasada  y ni uno sólo tiene desperdicio. Las amenazas van desde un virus informático, un soldado convertido en Cyborg que se vuelve loco, una bomba atómica, una secta, una amenaza biológica, ingeniería genética (en plan la Cosa de John Carpenter), vida alienígena…

Los guiones son frenéticos y es una serie que se lee con avidez y deja con ganas de una continuación que lamentablemente nunca llegamos a poder leer aunque en su momento se habló de una nóvela gráfica y poco más. Ellis además de crear una serie de espías con mucha acción cuela sus ácidos diálogos, sus feroces críticas a la sociedad capitalista y de consumo como si un guion camuflado de Transmetropolitan fuera.


Sus guiones son crudos y todos los personajes que aparecen en ella tridimensionales, la mayoría de ellos hace lo que hace pero no le gusta, sirven al plan de Miranda Zero para mantener segura a la gente por lo que será normal que veamos a más de uno y de dos agentes de GF plantearse sus órdenes, querer abandonar la organización y en el caso totalmente contrario dar su vida por los demás.

La otra gran particularidad de la serie es que cada episodio contaba con un artista diferente – aunque todos los números tuvieron portadas de Brian Wood – que en muchos casos era un casi desconocido que ahora lo peta como Lee Bermejo, Gene Ha, Chris Sprouse; en otros leyendas como Glenn Fabry, Steve Dillon, David Lloyd o genios que no se prodigan demasiado del tipo Jason Pearson, J.J Muth, Simon Bisley o Tom Coker… un lujo en cada número.


Para terminar y a modo de curiosidad comentar que de Global Frequency se rodó un episodio piloto que nunca llegó a ver la luz por varios motivos, en primer lugar porque la cadena cambio de dueños y les pareció muy arriesgada y el segundo porque se filtró en la red (yo lo tengo bajado del emule) y ya no se pudo salvar pero estaba francamente bien y respetaba mucho la idiosincrasia del medio original.



2 comentarios:

Jerusalem dijo...

A mi también me moló mucho esta serie. Echa un vistazo a Zero, es una colección que esta sacando Image ahora y que me recuerda un montón a GF. Episodios autoconclusivos, cada uno con un autor diferente y tratando diferentes momentos en la vida de un agente. Esta muy bien.

Yota dijo...

Gracias por el comentario Spider,

La tengo en mente, porque la escribe Alex Kot y va de espías, pero no sabía que cada número tenía un artista.

Espero que algún día salga en España y si no tiraremos de Book Depository.

Un saludo