viernes, abril 25, 2014

POR MALCOLM


 
Imaginad que un día estáis haciendo lo que más os gusta que además es algo con lo que también os ganáis la vida, estáis delante de una hoja en blanco y no os sale ninguna proporción en el caso de que seáis dibujantes, estáis a punto de arrancar el coche y no sabéis cual es el freno, el embrague o el acelerador. Algo que sin duda sería una pesadilla en vida, una tragedia…

Pues eso es lo que le pasó a Malcolm Young. Co-fundador de AC/DC junto a su hermano Angus, siempre en segundo plano por detrás de la extravagante figura de su brother pero con un rol en la composición igual o más importante.  Me quedé de piedra cuando hace unas semanas se hizo oficial que durante un ensayo Malcolm olvidó como se tocaba la guitarra y  claro saltaron todas las alarmas.

En definitiva, 60 años y una extraña enfermedad cerebral. Desde entonces todo el mundo – en especial los que nunca han visto a la banda en directo – se han preocupado más por la continuidad de la banda que por la salud del músico. Que sí, que imagino que cuando no es alguien cercano es fácil pensar de esa manera relativamente egoísta pero no sé, creo que alguien que le ha dado tanto al mundo de la música debería ser respetado de otra manera. En su día pasó lo mismo con Ronnie James DIO que cuando murió en mayo de 2010 la gente lamentaba que Heaven & Hell no tocasen en el Sonisphere de ese año.

Desde luego yo le deseo desde aquí la mejor de las recuperaciones, que coño todavía es joven y además para tranquilidad de los ansías han comentado que AC/DC seguirán sin él tanto grabando música como haciendo giras como la planeada para este año de 40 aniversario con 40 conciertos. Lamentablemente este incidente hará que la gente se mate por las entradas más de lo que es habitual.

Lo que es una pena porque los conciertos de AC/DC – al menos en España – suelen estar hasta los topes de gentuza, de peña que como con los Rolling o con Aerosmith les mola luego ir de guays diciendo que han ido a ese concierto. No os imagináis la de “casuals” que había en la última gira en el BEC de Bilbao. Gente que sólo se movía cuando escuchaban alguna de las más famosas, pero eso sí, cuando tocaban la traca final con los singles de la era de Bon Scott sus caras de muermo eran un puto poema.

Yo les he visto varias veces, entre otras la mítica gira del Ballbreaker cuando grabaron el DVD de No Bull en Las Ventas en el año 1996, desde luego que me gustaría verlos otra vez y que si vienen a Madrid – la economía no está para plantearse salir de la capital por un bolo – intentaría hacerme con un ticket pero sin matarme por él. Lo triste es que sería sin Malcolm Young, al que yo y otros muchos echaríamos de menos sobre el escenario, aunque para otra gran parte les daría igual porque para ellos AC/DC es el grupo del tipo canijo ese que se viste de colegial y que hace el paso de la oca con la guitarra.

En mi opinión AC/DC no tienen nada que demostrar y podrían retirarse en paz aunque supongo que la continuidad de la banda tiene el beneplácito de Malcolm y que el anuncio sobre esta misma continuidad ha sido tan rápido porque realmente las opciones de que el músico se reincorpore son verdaderamente escasas.
Me repito pero no me importa, desde aquí todo lo mejor.

2 comentarios:

dark volverine dijo...

No puedes ser,
Malcom es parte de una de las mejores bandas de metal.
ojala y fuera broma

XAVI dijo...

QUE PUTADA. Así de grande lo escribo.

¿Estuviste en el NO BULL? Joder, que suerte! - Y van dos, en lo que va de comentarios -

Yo intenté preguntar el precio de las entradas (por curiosidad) la última vez que vinieron a Barcelona a tocar y, como si quieres arroz, Catalina. Nada más llamar, me dijeron que estaban hipermegaagotadísimas.

Ya lo has dicho bien claro. NO TIENE NADA QUE DEMOSTRAR. Una carrera tan sólida como la suya, llena de grandísimos éxitos como el Back in Black (1980) poco tiene que discutirse.

Me sumo a tus deseos.

Ojalá se recupere. Y si viniesen a Barcelona ya me gustaría ir a verles.

PD:

Eso que dices de los casuals... Con razón, son GENTUZA QUE NO TIENEN NI PUTA IDEA.