domingo, abril 27, 2014

VIÑETAS EN MOVIMIENTO XIX: Son of Batman (2014)


Hola amigos bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares. Hoy toca Viñetas en Movimiento donde vamos hablando de forma totalmente aleatoria de todas esas películas de animación o imagen real que están basadas en personajes de cómic. Para esta ocasión vamos con una muy reciente que salió a la venta hace pocas semanas: Son of Batman.
 
¿Qué cómic adapta? La historia concreta de Batman and Son, escrita por Grant Morrison y dibujada por Andy Kubert para la cabecera Batman y que fue el pistoletazo de salida de la larga etapa del escoces loco como escritor de El Caballero Oscuro. En España Planeta lo editó en formato grapa y este mismo mes ECC lo ha publicado en un tomo en tapa dura.

¿De qué va? Escondido en una fortaleza secreta de la cima de una montaña se encuentra la Liga de las Sombras y su intrépido líder, Ra's al Ghul. Junto con su hija igualmente peligrosa, Talia, supervisa un ejército de asesinos entrenados con planes de dominación mundial. Pero un levantamiento dentro de la Liga amenaza con desplazar el equilibrio de las fuerzas y obliga a Talia y a su joven hijo, Damian, a huir a la ciudad de Gotham.

Opinión. Como viene a ser habitual de la historia original toma algo de la premisa y el título y cambia bastantes cosas. Me ha gustado mucho eso es lo primero que tengo que decir y luego también que me cabrea que Marvel no consiga buenas películas de animación como lo hace DC que aunque no llegan ni de coña a los niveles de calidad de la era Bruce Timm, al menos son muy divertidas y por lo general espectaculares.

Son of Batman es un nuevo ejemplo de que el departamento de animación parece tener las cosas mucho más claras que el departamento editorial y aunque no haya continuidad alguna entre las distintas películas – total no la hay en los tebeos – éstas le dan mil vueltas a los cómics de Scott Snyder y compañía. Este filme hábilmente dirigido por Evan Spaulding – responsable de un buen número de episodios de la serie animada de Avatar – tiene un ritmo y un desarrollo de acontecimientos que deberían mirar muchos realizadores porque cuenta un buen número de cosas en los apenas 80 minutos que dura la película.

Por otro lado me resulta muy llamativo como Deathstroke va ganando adeptos en DC, posiblemente gracias a su participación en la gran teleserie de Arrow, es que el tío sale en un buen montón de tebeos pese a que su serie regular fue cancelada y tampoco se pierde ni un videojuego (co-protagonista casi en el Arkham Origins). La verdad es que a modo de what if me mola el supuesto de que Slade Wilson hubiera sido el elegido por Rhas al Gul para dirigir a la liga pero que finalmente se mostrase indigno así como el origen alternativo de que este tuerto.

Los personajes que aparecen están por lo general muy bien caracterizados, salvo quizás Nightwing que hace un poco de pegote, y el rollito de tensión sexual resuelta pero con ganas de repetir de Thalia y Batman – que es mostrado de forma muy sutil para que los papis no se alteren – me ha resultado muy acorde con la naturaleza de los personajes. Me parece que aunque alejado de la línea del mencionado Bruce Timm este puede ser un buen camino por parte de DC para explotar aún más a sus personajes, yo por lo menos tengo ganas de ver “El Asalto a Arkham” y espero que salga Killer Croc porque aquí lo peta. Quizás por ponerle alguna pega más habría hecho a Damian un poco más irreverente.

El momento. La primera escena con el ejército de Deathstroke atacando la fortaleza de la Liga de Asesinos es una pasada. Muy bruta y violenta – una cantidad de sangre increíblemente alta para el tipo de producto que es – y con unas peleas muy bien coreografiadas.

Lo mejor. El ritmo frenético de la película que no da tregua al espectador en ningún momento. El guion de JR Lansdale que pese a sus licencias es bastante sólido y define muy bien la personalidad de Damian y la banda sonora de Frederik Wiedmann.

Lo peor. Aquí sale el friki que llevo dentro y es que me jode mucho como Tim Drake – para mi el mejor Robin de todos los tiempos – es ignorado por completo y borrado de la película cuando en el cómic tiene una importancia capital.


2 comentarios:

XAVI dijo...

Hombre, es que no hay que darle muchas vueltas para hacer algo más sólido que Scott Snyder....

Parece que es el nuevo Rob Liefeld.

Es cuanto menos aburrido y sus guiones siempre vuelven a lugares comunes. Se alarga innecesariamente.

Si, el departamento editorial va dando palos de ciego.

Es cuanto menos que curiosa esta obra al no guardar relación con la BATMAN & SON de Morrison (mira, un pareado).

Mike Lee dijo...

Tiene buena pinta. Todavía me faltan por ver la dedicada a Flashpoint, y la de Justice League: War creo que me la voy a ahorrar. En cuanto a la de Damian, me mosquea un poco que se tomen licencias respecto a la historia original de Batman e Hijo, que me encantó.

¡Saludos!