viernes, mayo 02, 2014

POMPEYA. Péplum y Destrucción para toda la familia

 

En fin… uno sabe que es lo que va a ver al cine con una película de Paul W. Anderson, personajes inverosímiles, mujeres de carácter, un rigor histórico pasado por los cojones y unas escenas de acción donde la cámara se mueve a toda hostia y de las que no te enteras de una puta mierda.

Pues en Pompeya no encontrarás eso, lo que es malo porque Anderson – al igual que otros como Michael Bay – hace cine de autor, un cine muy particular y que es denostado por la crítica en el 90 % de los casos pero un tipo de cine con un sello personal y eso amigos aunque a los puretas que van de cinéfilos les joda, es cine de autor.

Aquí el guion no es del propio Paul W Anderson, en esta ocasión es obra de unos tales Janet Scott Batchler, Lee Batchler, Julian Fellowes y Michael Robert Johnson. Por lo que hay intentos de desarrollar a los personajes que no llevan a ninguna parte y que son totalmente artificiales. Empezamos por Kit Harrington que es el prota de la cinta y que viene a hacer el papel que hace de Jon Nieve en Juego de Tronos pero mostrando más piel, ni siquiera se ha molestado en cambiarse el peinado o afeitarse. Luego está Casia, la chica florero que se enamora de quien no debe. Un secundario negro – que es lo que da calidad a la película – llamado Casio que sólo vale para llenar la historia de hostias y el malo malísimo, un Kiefer Sutherland puestísimo que no para de reírse y tener sonrisitas tontas que de patético llega a enamorar por lo cabronazo que puede ser.

El filme que comienza fusilando el filme de El Rey Arturo de Fuqua y luego sigue paso a paso el Gladiator de Ridley Scott con algunos diálogos que prácticamente son calcados, además que no se corta un pelo y a mi tampoco me importó porque está amalgama de roña me estaba haciendo pasar un gran rato. El despiporre total es cuando nos olvidamos de que estamos viendo un péplum de serie B y comienza el cine de catástrofes.

Aquí empieza la magia de Anderson con esas escenas de destrucción a lo bestia que perfectamente podrían haber estado firmadas por Roland Emmerich y es que el maestro no se privó de nada e incluso metió un tsunami porque sí, por sus huevos porque huir de una masacre venida de roma, de un terremoto y de una erupción volcánica que se movía el triple de rápido de lo normal no era suficiente.

Como he mencionado anteriormente los que busquen algo de historia lo tienen crudo porque se ha dejado en un plano totalmente secundario. Esto es espectáculo y divertimento. Hostias, persecuciones, destrucción y muerte… para toda la familia porque para mi el principal fallo que tiene la cinta – además de que parece que Anderson se ha tomado en serio a sí mismo – es la casi ausencia de sangre, una cinta de este tipo no puede carecer de cantidades ingentes de hemoglobina, esto me sacó bastante de la película, por lo demás muy divertida y cortita.

NOTA: 6/10

5 comentarios:

XAVI dijo...

¿Es de Paul W. Anderson? ¿Y no sale Milla Jovovich? Que raro...

No hay como ser director y tener enchufada a la parienta...

Ari dijo...

"No hay como ser director y tener enchufada a la parienta..."

Que se lo digan a Álex de la Iglesia y a Carolina Bang...

O a David Trueba y a Ariadna Gil...

O a Julio Medem y La-Que-Sea-Su-Novia-En-El-Momento-De-Empezar-A-Rodar...

(Sí, ser actriz en España es un trabajo muy deprimente)...

;-)

XAVI dijo...

Pero lo de Anderson es más descarado.

Mira la saga de RESIDENT (NO ME PAREZCO EN NADA AL VIDEOJUEGO) EVIL...

Podría ser peor. Mira a Garcia y "AR" - dan ganas de ejecutarlos ¡A LOS DOS! -

Ser actriz en España no es tan deprimente, tienes como ejemplo a las hermanas PE y MO. Además, siempre puedes hacer tus pinitos en series de adolescentes o culebrones. O a unas malas, puedes interpretar un papél en alguna película con guión de Ángeles González Sinde...

XD XD XD

Anónimo dijo...

Me he reído mucho por cómo está escrita la crítica.

Saludos.

XAVI dijo...

Perdón, me he confundido, eran GARCI y "AR" - por anna rosa quintana -