jueves, junio 26, 2014

HA MUERTO ANTHONY GOLDSCHMIDT, MAESTRO DEL CARTELISMO DE HOLLYWOOD


 "los carteles de las películas son la última forma de arte del cartel en los Estados Unidos"

Esta declaración deja clara la pasión de Mr. Goldschmidt. Uno de los más famosos ilustradores y diseñadores de posters de cine americanos que nos dejó hace un par de días a los 71 años de edad, habitual de gente como Steven Spielberg - tanto en su faceta de director como de productor -, Ron Howard o Ridley Scott y de productoras como Warner Bros. Anthony consagró su vida al arte del cartelismo estando siempre un paso por delante de sus competidores. En 2012 incluso ilustró el cartel promocional de la gala de los Oscars de la acadamia y en la televisión se encargó de la promoción visual - mediante su empresa Intralink - de series como Los Soprano, The Shield o Sexo en Nueva York.

A continuación os dejo con algunos ejemplos de su arte.
 


 Dejó su huella en películas de cómic como el Cuervo donde el negro predominaba sobre todo lo demás o El Caballero Oscuro con este elegante diseño que dejaba al Joker como claro protagonista del cartel pero sin olvidarse de Batman.


 También inmortalizó al Chuache y a Stallone en sendos carteles de algunas de sus primeras películas de acción de los años 80. Héroes duros y miradas frías, a Marium Cobretti no se le ven los ojos pero ya sabes que te está mirando como su fuera una ballena a punto de comerse un pez.


 Thelma y Louise es uno de sus mejores trabajos con el selfie de las protas y debajo el gran desierto protagonista. Intrigante era el de Gremlins que no dejaba claro que había dentro de la caja.


 Estos dos los dejo porque son carteles poco conocidos de dos de las películas juveniles de los ochenta más famosas.


  El minimalismo siempre ha sido una de sus señas de identidad, el blanco y negro para mostrar la dualidad de Tony Montana o un fundido en negro que hace las veces de vestido para Elizabeth Hurtley, un diseño mucho más elegante que la película final.



 Uno de mis favoritos es este poster de Muere Otro Día, la última aventura de Brostman como James Bond con esa pistola humeante - y caliente - fundiendo el hielo que simboliza también lo ardiente que es Halle Berry en la película. En otras ocasiones Anthony Goldschmidt se aprovecha de algunas de las escenas más iconicas de la película como en 300 para dejar boquiabiertos a los espectadores.


 Y finalizamos con otras dos cintas ochenteras, la primera una joya que me encanta con el abuelo narrando la historia a su nieto cuya imagiación ya los ha llevado al mundo de la Princesa Prometida y la segunda con Tim Curry mirando con ira e invidia a Tom Cruise y ¿Mia Sara? protagonistas de otro amor complicado en Legend.


1 comentario:

XAVI dijo...

También ha muerto Eli Wallach.

Ah, y era Marion Cobretti, como Marion Morrison...

;)