viernes, junio 27, 2014

JUEGO DE TRONOS T.4 TORMENTA DE ESPADAS PT.2

  
Pues con la tontería la HBO ya lleva cuatro años forrándose a costa de George R. Martín y éste forrándose mucho más a costa de la cadena. La cuarta temporada de Juego de Tronos (deberían plantearse ya hacer temporadas más largas, que diez episodios no dan para mucho) ha adaptado con singular fortuna la segunda parte de Tormenta de Espadas, aunque incluye elementos de los dos libros posteriores e incluso algo que debe ser de Vientos de Invierno. Martín es un cabrón XD

¿Qué decir que no se haya dicho ya de Juego de Tronos? Pues que yo tengo la sensación de que en esta temporada ha habido menos tetas, coños y culos que en las anteriores y menos violencia también XD, vale que hemos tenido escenas fuertes SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ como Jaime Lannister violando a su hermana en el velatorio de su hijo pero no se vio ni un mísero pezón XD

Los libros originales son infinitamente mejores donde va a parar tanto en complejidad de tramas, profundidad de personajes y la manera en que todos los argumentos se van entrelazando de manera mucho más orgánica sin que haya saltos abruptos en la trama, pero claro la televisión es otra historia y además de comerse cosas como todo lo relacionado con Cat corazón de piedra (o al menos eso parece) o cambios de actores para un mismo personaje como la montaña o Daario Naharis (o como se escriba).

Esto son las pegas, porque los pros en estos episodios también son muchos. El primero el episodio nueve con el ejército libre atacando el muro. Cincuenta minutos de pura acción, sangre, muerte, coreografías de la leche, arqueros, gigantes, espadas – la caída de Ygrid no es tan dramática como debería – por obra y gracia de ese gran realizador que es Neil Marshall, responsable de The Descent, Centurion o Dog Soldiers. Se nota que tiene las ideas claras sobre como debe ser una guerra a gran escala.

En lo referente a argumentos principales Tyrion, Sansa, Joffrey y su boda púrpura (me ha gustado lo bien representado que está que nadie salvo su madre llore su muerte) o la relación de aparente creciente amistad entre Arya Stark y el perro, aunque el final de esta me parece brutal y simbólico a partes iguales, no en vano El Perro estaba en la lista de Arya. Otro gran momento fue el juicio por combate de Tyrion entre La Montaña y la Víbora y su proclama “la violaste, la asesinaste, mataste a sus hijos” casi parecía como si las palabras de Tormenta de Espadas cobrasen vida.

También es notable como le han metido pasta a la serie, se ha ampliado el número de extras – y de efectos digitales – para que los inmaculados parezcan un ejército de verdad, los dragones no cantan casi nada y son grandes y acojonadores y la última pelea con los esqueletos es una puta pasada.

Yo no bebo los vientos por esta serie como mucha gente pero el formato de temporadas cortas y lo divertida que es son garantía para que una vez que estrenen la quinta me la tragué de una sentada.

NOTA: 7/10