lunes, junio 23, 2014

VENGADORES ARENA: HAGAN JUEGO.




La leche me parece como se lo están montando Dennis Hopeless y Christos Gage con Avengers Arena, ahora normalmente habría que insertar aquí mi habitual queja sobre que esta serie tenga la palabra Vengadores en el título cuando de Vengadores tiene mis cojones y sí apenas un puñado de personajes de su academia, un título cancelado hace más de un año, pero hoy estoy de buen humor y no me apetece sacar a relucir el trol que hay en mí.

En este segundo volumen la serie echa el freno y se toma un par de episodios auto-conclusivos donde la acción se aleja de la arena de combate, de hecho a la postre y sin entrar en detalles tengo que deciros que muertes como tal sólo hay una en estos seis números, eso sí, el que la diña es un personaje conocido antes de la creación de esta serie y no uno de los sosos creados para ser carne de cañón, o eso creo porque de haber un único superviviente en Avengers Arena ya sabría cual es por culpa del enorme desfase con la edición yanqui, que en España las series en grapa sólo son tres meses pero las que van en tomo es otro cantar del que Panini nunca habla.

Pero oigan no se vayan a pensar que la falta de sangre significa menos adrenalina o menos acción porque ni mucho menos, lo que pasa es que de un modo realista los que son más débiles han sido los primeros en caer y los que sobreviven ya se han hecho a los poderes de otros y está todo mucho más equilibrado. Como bien reza el título Hagan Juego, aquí muchos personajes tendrán que apostar si están haciendo lo correcto y si la alianza que han forjado es la más adecuada para ellos, amén del balance que harán algunos personajes como Nico de los Runaways de sus poderes.

Sin embargo como mencionaba un par de párrafos más arriba hay un par de episodios que se me han antojado deliciosos. El primer está centrado en el cumpleaños de Arcade – que dicen que sólo cumple 28 años – en su mansión en Bagalia, el país gobernado por súper villanos (así me gustan los guionistas que aprovechen las creaciones de otros) y donde es considerado un auténtico paria, cayendo en lo más bajo entre lo más bajo siendo ahí – hundido en la mierda – cuando su determinación y un empujoncito de su ayudante le llevan a salir a flote, además de que a los lectores nos da una explicación de su desmesurado nivel de poder a la hora de reventar a Temple como lo hizo.

El otro episodio que se aleja de los chavales tiene como protagonista al Doctor Hank Pym que comienza una investigación debido a la súbita desaparición de un montón de humanos con súper poderes o mejorados que además son adolescentes. De nuevo Hopeless se las apaña para que todo sea coherente y nos cuadre o por lo menos a mí me ha convencido.

La parte floja del tomo la tiene el apartado gráfico, donde encontramos que Kev Walker cumple como siempre y Alessandro Vitti se marca un muy buen número, pero con las vacas flacas de Karl Moline y Ricardo Burchielli (otro italiano más en Marvel) que no están a la altura, pese a que el primero es un profesional de dilatada experiencia, aunque un mal día –o mes- lo tiene cualquiera. Sea como fuere, Vengadores Arena sigue siendo una de las lecturas más solidas cada mes. Ganazas ya de leer la conclusión en septiembre.

NOTA: 8/10

1 comentario:

XAVI dijo...

Entiendo tu queja más que merecida. Pasó lo mismo en los post - 80/90 cuando se multiplicaron los títulos X y posteriormente los títulos arácnidos (aunque éstos sin tanta profusión si que lo hicieron en forma de Limited Series - aqui fueron listos).

En la nueva Marvel Age, Los Vengadores lo petan, al igual que la JLA actualemente con los New 52.

Hay que hacer una criba y que mejor que según que títulos. Ahora eso si, que los títulos tenga algo de calidad.