miércoles, julio 09, 2014

CRÓNICAS DE UN HÉROE URBANO 1: Hoy Me Ha Pasado Algo Muy Bestia





Aprovechando que una amiga mía se ha leído este libro recientemente, he recordado que no había escrito la reseña todavía así que ahí vamos con mi opinión sobre la primera parte de las Crónicas del héroe urbano: Hoy me ha pasado algo muy bestia de Daniel Estorach.


En apenas 230 páginas el autor nos pone en la piel de Daniel un tipo de treinta y pocos con una vida de lo más corriente, trabaja  de autónomo como diseñador gráfico, vive de alquiler en un pueblo de mala muerte de Barcelona, no habla con sus vecinos y es un friki de cojones de los cómics, el rol, el cine de acción y demás. Todo esto último es un buen Deus Ex que usa el escritor de la novela para facilitar la justificación de lo que viene a continuación.

Podríamos definir Hoy Me Ha Pasado Algo Muy Bestia como una mezcla de los cómics Kick Ass e Invencible. Un buen día Daniel se ve inmiscuido en una disputa doméstica contra un maltratador, no puede quedarse sin hacer nada y lo siguiente que recuerda es estar en una cama con las heridas vendadas mientras que el maltratador está en estado crítico en el hospital. A partir de aquí Daniel comienza a descubrir sus actividades sobrehumanas que incluyen regeneración, velocidad, agilidad y fuerza.

La primera parte del libro es la que más me ha gustado sin duda alguna, este viaje iniciático que nuestro protagonista realiza en solitario cual Peter Parker al comienzo de su carrera con todo aquello de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. En verdad a mi me hubiera gustado que la obra siguiera con este tono callejero de aspirante a héroe, pero Mr. Estorach tiene en mente una idea mucho más ambiciosa – no en vano estamos ante la primera entrega de una trilogía -  y la trama va ganando complejidad a medida que vamos conociendo a otros personajes con poderes tan variopintos como fundirse con las sombras, precognición táctil, telepatía…

Este primer volumen se lee con una facilidad pasmosa, algo que  no es fácil de conseguir, las parras mentales de Daniel no resultan demasiado remilgadas ni farragosas, todo lo contrario habla y usa palabras de una persona de su edad, clase social y aficiones. Hay que decir también que sabe manejar con fluidez las escenas de acción, haciendo uso de la elipsis narrativa para que éstas no sean demasiado largas o pesadas y por lo general cumple muy bien en esto de escribir narrativa.

Ahora bien, no sé si porque llevo veinte años leyendo cómics de superhéroes o por la razón que sea el final es bastante previsible en lo que respecta a los personajes secundarios. Lo que le pasa uno de ellos se va claramente como es cocinado casi desde el primer párrafo en el que es presentado. Tampoco me ha terminado de gustar el personaje del mentor “Juan Blanco” aunque tengo que admitir que tengo mucha curiosidad por ver por donde sigue la cosa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo no me espeaba ese final! Aunque es verdad que siempre pasa para llevar a una busqueda en un siguiente libro y la reaparicion en el tercero fijo. Esta publicado alguno mas?
Es muy ameno de leer y el lenguaje muy accesible, es lo q diria o pensaria cualq en su situacion. Me ha resultado curioso!

XAVI dijo...

Yo me leí el "avance" en el Salón del Cómic de Barcelona y la verdad es que tenía bastante buena pinta.

Mucho más realista en la línia del primer Amazing Spider-Man que del sobredimensionado kick - Ass. Pero claro, era un avance y sólo pude leer hasta donde se encuentra con el "negro que parece primor hermano del Barón Samedí" (no me tachéis de racista pero no se me ocurría otra forma de describir a un tío que parece The Brother Bodoo pero con ropa de marca...).

Es producto nacional y eso, siempre pinta bien. Es más, me alegro que sea producto nacional.

Tenemos buenos guionistas y dibujantes en nuestra tierra y se ha de notar.

Daniel Estorach Martín dijo...

Muchas gracias por la reseña, Yota. ¡Me alegro de que te haya gustado y espero que pronto puedas leer su continuación y te guste tanto o más que la anterior!

Un saludo,
Daniel Estorach

Yota dijo...


Gracias por los comentarios!

Laura: Sobre todo hay que destacar la naturalidad de los diálogos algo muy complicado de lograr, así que por esa parte estupendo.

Xavi: Cuando aparece Perro Negro yo pensé lo mismo. Y desde luego que tenemos talento entre nosotros. Dibujantes en Estados Unidos que sean españoles rozan el centenar contando también a entintadores.

Daniel: Pues en breve pondré por aquí la del segundo libro. Gracias a ti por escribirlos!