domingo, agosto 17, 2014

BICHOS COMO NOSOTROS IV: Adolescent Radiactive Black Belt Hamsters (1986)

 

 
Hola amigos bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares. Hoy en concreto tenemos una nueva entrega de la más bizarra de todas ellas – nueve si no me equivocado contando – Bichos Como Nosotros. Además vamos a hablar de una serie que tiene mucho que ver con ciertas tortugas que este año están de treinta aniversario, lo que pasa que no son queloneos, no, ni mucho menos – aunque a Leo y compañía los tendremos por aquí en breve – hoy lo que tocan son hamsters.


Y no unos hamsters cualquiera, sino los “Adolescent Radiactive Black Belt Hamsters”, nacidos en 1986 de la mano de la macarra editorial Eclipse, aunque también vivieron sus aventuras en Parody press y recientemente en Dynamite Entertainment. Don Chin – quien más tarde escribiría parodias con koalas y castores de este mismo tipo – creó a estos mamíferos mutantes cuya historia es la siguiente.


En 1977 la NASA mandó a la atmosfera un cohete con cuatro roedores para saber que efectos tendría sobre ellos una masa radiactiva que se acercaba a la tierra, poco podían imaginar que acabarían mutando en humanoides y que al estrellarse su lanzadera, esta lo hiciera en un templo budista y allí fueran entrenados en las artes marciales donde recibirían como nombres: Clint (Eastwood), Chuck (Norris), Bruce (Lee) y Jackie (Chan).


Así nació la primera parodia oficial de las Tortugas Ninja que a su vez eran una parodia del Daredevil de Frank Miller. Entre los artistas que tuvieron podemos contar a los desconocidos Patrick Parsons y Chris Walkter y nada menos que a un primerizo Sam Kieth. La andadura de esta serie fue corta, una limited de cuatro números, un demencial one-shot ambientado en Japón (dibujando por Ty Templenton) y otra limited centrada en Clint. En 2008 Dynamite reeditó el material original y publicó un reboot con Keith Champagne y Tom Nguyen como autores.


He podido leer este material, por medios digamos poco convencionales, y es absolutamente irreverente con tacos, violencia desmedida y mucha mala leche, el grupo de villanos es totalmente variopinto con gente como una monja psicópata, un adolescente rebelde y una parodia del propio Casey Jones. Por otra parte el tratamiento que la editorial dio al material original es de lo más desconcertante con muchos números reeditados en 3D de la época, ya sabéis de esas que hacía falta tener unas gafas de dos colores y cuyos resultados eran cutres a más no poder.


Destacar que en ese mismo 1986 otra pequeña editorial llamada Blackthorne Publishing editó una serie de tres números llamada Pre-Teen Dirty-Gene Kung-Fu Kangaroos que ya supondréis porque bichos estaba protagonizada, el autor de esta nueva aberración fue Lee Marss.