lunes, agosto 04, 2014

CCA Y CENSURA ABSURDA EN MARVEL CÓMICS

 
 
La necesidad de censura en el mundo del cómic siempre ha sido un tema peliagudo. En Estados Unidos el mundo del noveno arte se ha visto sometido durante casi medio siglo a un organismo – el Comics Code Authority – que no se lo ha pensado dos veces a la hora de “sancionar”, “guillotinar” o cualquier otro adjetivo que se les ocurra, un tebeo antes de salir a imprenta. Ha tenido cosas tan absurdas como que en Marvel no pudieran usar la palabra nazi o zombie, si bien es cierto que no se hasta que punto esto venía del CCA o de la propia Marvel por miedo a meterse en historias.


Yo creo que una clasificación por edades es necesaria porque un cómic de Watchmen o de Invencible o de The Walking Dead no son para niños, pero ahí también considero que son los padres los que tienen que enseñar a sus hijos que está bien y que está mal o que es real y que no, pero desde hace décadas hemos sufrido la misma mierda. Que los padres pretenden que el mundo del entretenimiento sea también el de la educación para quitarse ellos el curro de encima.


Pero ya no sólo han perseguido todo lo que ellos consideraban inadecuado para un niño, si no que historias como La famosa Trilogía de las Drogas publicada en los años sesenta en Estados Unidos tuvo que pasar por todo un suplicio para poder ser publicada porque oigan era un cómic de Spider-Man, Spider-Man es un superhéroe así que por fuerza tiene que ser un tebeo para niños y mira que es cojonuda la historia… así que si leías cómics en los años sesenta y setenta y querías cómics para adultos o te ibas a los cómics de la EC o buscabas los magazines en blanco y negro de Marvel que eran bastante más díficiles de conseguir.

Menos mal que llegaron los salvajes años ochenta y con ellos los sellos de autor o los proyectos dedicados  a su distribución en un mercado distinto a las librerías de cómics de toda la vida tal y como las conocemos. 


Así Marvel creó el sello Epic donde gente como Jim Starlin pudo dar rienda suelta a sus neuras y paranoias con Dreadstar o Frank Miller con Elektra Asesina. En DC Cómics la publicación de Watchmen, de V de Vendetta o Batman el Caballero Oscuro fuera de su circuito habitual fueron en parte el detonante – gracias al éxito de crítica y público – de que personajes como Constantine o Animal Man o La Cosa del Pantano vieran como sus series regulares pasaron de la línea DC Cómics al sello Vértigo… el precursor fueron personajes de la casa, luego llegarían Los Invisibles de Grant Morrison, Predicador de Garth Ennis o Transmetropolitan de Warren Ellis a poner la guinda al pastel.


Los noventa sin embargo son una época que no entenderé – tened en cuenta que hablo siempre desde la perspectiva de Marvel y DC – llena de sangre, dientes apretados y pistolones enormes para que luego venga el CCA (ya en decadencia) y se ponga con algunos remilgos como el especial Wolverine: Black Rio donde el dibujante tuvo que redibujar muchas escenas y donde aparecían vampiros que al morder a sus víctimas la sangre de éstas era morada. Claro que en la televisión no había CCA que valiese y el Morbius de la TV chupaba la vida a sus víctimas por las palmas de sus manos XD


A comienzos de siglo Joe Quesada que lo estaba petando en sus primeros pasos como editor jefe en Marvel dio con la polla encima de la mesa y mandó a tomar por culo el CCA, aunque eso sí, henchido de poder prohibió a todos sus autores que sus personajes fumasen en los cómics Marvel, eso era malo y mataba, claro que una bala de Punisher era menos perjudicial… 


También creó la línea Max para contenidos adultos, pero lejos de ser algo como Vértigo con historias personales, profundas y muy trabajadas lo de adulto se podía reducir a que salían tetas – como en Supreme Powers – y se decían tacos, porque Alias se podía haber publicado perfectamente en la línea Marvel Héroes. He dicho tetas y es que desde hace unos años esa parece ser la única preocupación censora.


Sobre estas líneas podéis ver dos ejemplos de censura, con una portada de Catwoman que tuvo que ser redibujada porque ensañaba mucho “pechamen” y otra plancha del trabajo de Frank Cho para Shanna la Diablesa que pese a publicarse en una época más abierta tuvo que publicarse con las tetas y el culo bien tapadito.

Para terminar os dejo con este dibujo de Bruce Timm donde dibujaba un buen montón de cosas inadecuadas como drogas, alcohol y armas… todo un crak.

Todo este artículo es una excusa para introduciros  y picaros la curiosidad sobre la impresionante e imprescindible charla que mi buen amigo Moisés impartirá este miércoles en la FNAC de Castellana en Madrid a las 19:00. Llena de datos, curiosidades, anécdotas, didáctica y divertida, si estáis en la capital y sois amantes del noveno arte o de simplemente la cultura no deberíais faltar.

Más info aquí.

3 comentarios:

IvánN Díaz dijo...

Por mucho que parezca que se haya avanzado, la censura sigue ahí... A mí me parece una gilipollez porque el mundo real siempre será más cruel o flipante que lo que haya en un cómic... y para ver tetas,chochos, pollas y culos dios creó internet XD

XAVI dijo...

IVÁN DÍAZ tiene MUCHÍSIMA RAZÓN.

Y esto se lo debemos al HIJO DE PUTA DE FREDERIK WERTHAM (espero que sufra no UNO sino VEINTE MIL CÁNCERES a la vez y tenga una muerte muy dolorosa).

Por cierto, vaya culillo tiene Lady Zarda (alias Wonder Woman en "raro").

Hoy en día, las grandes editoriales se pasan la CCA por el "arco de trajano" por una sencilla razón: VÉRTIGO, ECLIPSE, DARK HORSE, MARVEL MAX, ICON (que no sería nada sin MARVEL MAX o ULTIMATE MARVEL).

Es decir, las GRANDES MAJORS tienen sellos dedicados a los cómics de autor en que los autores tienen LIBERTAD CREATIVA (y espero que derechos) sobre sus creaciones y sobre el material que crean, todo ello dando resultados tan magnificos como CONSTANTINE, PREACHER (Ennis, mi pequeña debilidad, ese maldito irlandés) y, mi favorita 100 BALAS (te maldigo YOTA por tener un autógrafo de AZZARELLO y RISSO ;)).

El COMICS CODE ha dejado de ser útil porque ya no vivimos en una época tan pacata, ya no hay dos rombos en la televisión, sólo "horarios protegidos" que hasta el más listo se salta.

El ejempló más claro es "SPARTACUS: BLOOD AND SAND". A ver, ¿En serio que en la Antigua Roma, donde se inventaron las ORGIAS no había NADA DE TODO ESO?

Un saludo, YOTA.

Cosplays Blog dijo...

Como bien comentas, mucho ha cambiado en el mundo del comic en las últimas décadas, y yo he leído auténticas bestialidades. La Marvel si no quiere quedarse atrás en la competición tendrá que adaptarse a los tiempos que corren. Aunque yo creo que no lo están haciendo mal