jueves, agosto 14, 2014

DAMAGES T.3 ¿Quién Mató a...?




La verdad es que la forma de la que hablo de series en este, vuestro blog es bastante disfuncional – como el blogger sin ir más lejos – y tan pronto una serie tiene reseñas de todas sus temporadas como parece dar la sensación de que me he olvidado de ella aunque la siga viendo con fidelidad. El caso es que como sé que os pasa a muchos de vosotros la cantidad de series que oferta la TV hoy en día es abrumadora dejando en evidencia muchas veces el mundo del cine.

Una de esas series es sin duda Damages, que en España conocemos por el apropiado nombre de Daños y Perjuicicios, cuya tercera temporada acabo de terminar de ver y que me ha parecido simplemente magistral en todos los aspectos, el primero las actuaciones de Rose Byrne y Glenn Close con su juego de amistad, poder, lealtad y odio que muchas veces hace que salten chispas.

La segunda razón es porque se trata de una serie impecable a nivel técnico, con un gusto por la fotografía que es algo bastante inusual en una producción que no precisa de grandes alardes en este campo para ser efectista. Pero también cabe destacar que los guionistas de Damages manejan el tempo narrativo como pocos, toda la serie avanza en el tiempo y retrocede de manera continuada y en esta tercera temporada mucho más si cabe con numerosos flashbacas de cuando Patty era una adolescente.

A nivel de guion tenemos un gran caso donde unos empresarios de la banca a los que llamaremos familia Tobin (por no agobiar con nombres que no os dirán nada ya que con el apellido que usan en la serie es bastante) estafan millones a un montón de gente,  entre ellos a Tom Shayes y a sus padres, lo que lleva a un juicio complicado porque hay sospechas de que tienen buena parte del dinero robado escondido y el ámbito de la familia Tobin no estará tan unido como pueda parecer, ahí es donde Patty tendrá que encontrar las fisuras.

A destacar también el regreso de Ted Danson a la serie con una faceta renovada – aunque para mi siempre será un lobo con piel de cordero – y la incorporación del genial actor Martin Short como el abogado de los Tobin. No conviene despistarse del caso principal de la temporada porque ofrece un buen número de giros inesperados y esas cosas que nos chiflan pero os aconsejo repasar por encima las pasadas temporadas porque puede que algunas cosas que dimos por hechas no sean tales y para pruebas os dejo el nombre de otro actor que regresa: Timoyhy Olyphant.

En breve me pongo con la cuarta.