sábado, agosto 16, 2014

LOS 4 FANTÁSTICOS: LA CAÍDA DE LA PRIMERA FAMILIA





Con la llegada de All New Marvel Now un puñado de cabeceras de la Casa de las Ideas fueron insufladas de nueva vida tras algún fallido relanzamiento justo un año antes, así fue el caso de la cabecera dedicada a la primera familia que Matt Fraction había convertido en una epopeya sin demasiado ritmo o gracia.

Para intentar no repetir los errores del pasado, a comienzos de 2014, los 4 Fantásticos volvieron a contar con un nuevo número uno – En España no, gracias a dios – y un equipo creativo de excepción formado por el mítico James Robinson a los teclados y el gran Leonard Kirk a los lápices. Alex Ross ilustraría la portada del primero número y para darle más trascendencia se cambiaría el color de los uniformes por unos rojos y negros que personalmente me parecen muy resultones.

Una vez leídos los primeros cinco números de este quinto volumen americano la sensación que me queda es de deja vu, de que ya he leído todo esto y de que no me ha aportado nada. Sí, están muy bien escritos y el dibujo es muy bonito pero me ha dejado totalmente indiferente.

O Robinson no se ha esforzado o directamente ya ha perdido parte de su chispa, porque la sensación que me deja leer su primer arco es de desidia total. Utilizando el cliché de amenaza en la sombra, también ha hecho que uno de los 4 Fantásticos pierda sus poderes – que sabemos que recuperará enseguida, o no… porque Marvel odia a la Fox – y tampoco se ha privado de meter a la primera familia en problemas con la justicia.

El último episodio es un juicio contra los 4 F que les echa en cara todos los daños colaterales y vuelve sobre el tema de que son una amenaza mayor que los enemigos y villanos a los que combaten. Sinceramente estas pinceladas de realismo forzado me resultan molestas porque luego a la hora de la verdad no son desarrolladas y todo acaba con el deus ex del guionista de turno que devuelve al status quo original a los personajes.

Ah, y dejo para el final lo que más me escama siempre de estos casos: la nueva amenaza, en los primeros números los 4 F se enfrentan a unos bichos nunca vistos antes en el Universo Marvel y esto imagino que viene de que James Robinson también sea un autor que ha podido contar sus propias historias con personajes propios y que aunque esté escribiendo cómics por encargo no se resista a intentar dejar su granito de arena en la serie.

Yo me bajo aquí por mucho que los posibles cruces con los Invasores originales puedan molar.

NOTA: 5/10

Le doy un cinco porque no deja de ser un tebeo bien hecho y con oficio que gustará a los poco iniciados en los personajes.

3 comentarios:

Tarambana dijo...

Los 4F es un grupo clásico que, desgraciadamente, parece no tener mucha suerte. Parece que sólo hay una minoría de fieles aficionados que siguen comprando sus cómics pase lo que pase, pero la mayoría de los lectores (y autores y editores) no les hacen tanto caso como a otras grandes cabeceras como Vengadores o X-Men.

Es una lástima que ocurra esto. A mi Los 4F es un grupo que siempre me ha atraido mucho. Me encantaría que se hiciera una gran saga de los 4F, algo realmente épico con los mejores guionistas y dibujantes. Aunque solo sea una limited, pero que sea algo para recordar. A ver si en Marvel se ponen las pilas. El grupo lo merece.

XAVI dijo...

Cambio de trajes, ausencia de poderes, muerte de personajes...

Si te todo esto no te suena a déja vú, francamente, no sé que lo hará...

Siempre volvemos por lugares en lugar de crear sagas buenas o arcos argumentales cortos (3 o 4 números) pero que vayan empalmando en el tiempo. Pequeñas sagas pero bien hechas (La Muerte de Kraven, Jean De Wolff, etc.) en lugar de macrocrossovers.

No sólo en MARVEL, también pasa en la DistinguidaCompetencia.

Entristece porque se trata de clásicos de la Casa de las Ideas que merecen mejor trato.

Tanto ellos, como sus seguidores.

IvánN Díaz dijo...

A mí me está encantando. Espero que Robinson aguante en la serie mucho tiempo.Y Leonard Kirk con él, por favor.