miércoles, agosto 20, 2014

THUNDERBOLTS: INFINITO. La Justicia como el Rayo que se Apaga...

 

Ser lector Marvel está siendo complicado en los últimos meses, siempre y cuando tengamos la actualidad como punto de referencia. Francamente me siento bastante alienado y capaz de conectar con muchas de las series que sigo actualmente, a esto le sumamos que todo me suena a leído y que el estado de mi economía empieza a ser algo precario pues el resultado es un progresivo abandono de series, en los últimos dos meses han caído de la lista de la compra: Guardianes de la Galaxia, Vengadores Secretos, Asombrosos X-Men, Cuatro Fantásticos en lo que se refiere a grapa y ahora aunque me pese hay que añadir también Los Thunderbolts.

Soy muy fan de este grupo, tanto que tengo todas sus apariciones hasta el momento contando ese número de El Increíble Hulk de Peter David y la historia corta de Relatos del Universo Marvel. Todas las series regulares de Forum y Panini y demás… pero es que tras tres tomos de esta versión militarizada y capitaneada por Trueno Ross ya no aguanto más porque estos no es que no sean mis Thunderbolts es que ni siquiera son los personajes que se supone que son de lo mal representados que están, salvo masacre.

Este tercer volumen ya está escrito íntegramente por Charles Soule – uno de los nuevos salvadores del 
cómic de superhéroes del que de momento no he escrito nada que me haya entusiasmado – y el primer episodio no me ha gustado nada al estar centrado en ese personaje tan soso llamado Piedad, que ya fue presentado en el segundo volumen  y ya se me había olvidado su existencia así que imaginaos.  Para el resto de sus números le ha tocado lidiar con el evento “Infinito” y aquí he de reconocer que ha logrado escribir con la suficiente habilidad para poder seguir a “su bola” mientras que se relaciona con la invasión de las huestes de Thanos a Nueva York.

Me jode deshacerme de la serie en parte porque la premisa – aunque de momento mal ejecutada – da mucho juego con ese esquema de que Veneno, Punisher, Elektra y Punisher ayudan a Hulk Rojo en misiones sin discutir las ordenes y luego cada uno de ellos puede elegir un objetivo y el resto tienen que ayudarle a él. En “Infinito” quien coge la batuta es Punisher y volvemos a lo mismo, no resulta creíble, parece artificial, para colmo el último episodio está ligado al Líder, villano que NUNCA he soportado y ahora menos, la serie ya ha sido cancelada en Estados Unidos por lo que deduzco que tampoco mejorará mucho y ya se oye que será relanzada siendo más fiel a los orígenes, en ese momento si me subiré al carro.

El dibujo también flojea que da gusto con un Jefte Palo – autor que me encanta – que está a medio gas y que es más caricaturesco, inacabado y esquemático que nunca, se limita a cumplir y listo pero aún en este plan sigue dando lecciones de narrativa a muchos autores actuales. El último episodio está dibujado por nuestro Gabriel Hernández Walta y es muy bueno en este aspecto pero como está centrado en El Líder pues ya lo podría haber dibujad Jack Kirby que me daría igual.

Una pena, espero volver a encontrarme con los Thunderbolts pronto.

NOTA: 4/10

1 comentario:

XAVI dijo...

Siento ser duro pero, con estos personajes no lo veía yo muy claro.

Y máxime si tenemos en cuenta que THUNDERBOLTS va de villanos en busca de redención (o algunas veces el equipo personal de matones de Norman Osborn) al estilo Suicide Squad (salvando las distancias, la de DC era una premisa atractiva que debería tratarse bien).

Los personajes de estos THUNDERBOLTS, a diferencia de encarnaciones anteriores NO SON SECUNDARIOS, son personajes con entidad propia. A ver, excepto "TRUENO" Ross (un THUNDERBOLTS - THUNDER ROSS suena a coña) todos los demás han sido/son personajes con colección própia.

Hasta ahora, si miramos lo que es la trayectória de los personajes de THUNDERBOLTS, siendo generosos, eran villanos o secundarios de lujo.

Jamás hasta la fecha se habían puesto a personajes de primera línea (miento, Ojo de Halcón siendo lider de los THUNDERBOLTS, pero duró poco).

Yo creo que esta "nueva encarnación" adolecía de eso, de ser "vigilantes". De no ser "villanos" intentando aprovechar un vacío de poder o intentar redimirse.

Pero en fin. Espero que el concepto se recicle en algo mejor. Marvel, va dando al igual que DC, palos de ciego.

Y eso, NO MOLA.