domingo, agosto 24, 2014

VA DE MONSTRUOS XIX: Verónica (2014)




Hola mis fieles amigos, bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares. Tenemos el turbo puesto y al firme intención de no faltar ninguna semana, a algunos os gustará a otros me temo que no tanto lo que si os puedo asegurar que el material que contendrán las próximas entregas –incluida esta- será bastante original.

Formato. Debutando en esta sección y en el blog contamos con la primera reseña de una obra de teatro (sin contar los musicales) y es más se trata de una obra de género, terror sobrenatural que pude ver en el Teatro Maravillas en el pasado mes de junio. Basada en un texto de Carlos Molinero y con dirección de este junto a Gabriel Olivares.

¿De qué Va? Verónica es la historia de cuatro amigas que ya superan con amplitud los treinta y que en el aniversario de su fatídica noche de graduación vuelven al colegía de monjas donde años atrás sucedió algo horrible.

“Cualquier ruido será su ruido. Cualquier sombra será su sombra. Cualquier segundo podrá ser el último para ti… si Verónica anda cerca.”

Bicho protagonista. No es un bicho como tal XD pero me gusta dejar los nombres de los capítulos como están jejeje. Verónica es un fantasma atormentado con una cuenta pendiente que hasta que no quede saldada no podrá vagar en paz por el resto de la eternidad.

Opinión. Pues se trata de una obra muy resultona – aunque algo cara para lo que acaba durando – que está muy bien interpretada por las cuatro mujeres y únicas actrices de Verónica: Ana Villa, Cecilia Solaguren, Lorena Berdún, Silvia de Pé. Por supuesto lo mejor de esta obra es la ambientación y la atmosfera que se consigue con unos rudimentarios efectos especiales – el final es especialmente perturbador – que hacen que los espectadores se involucren mucho con lo que está pasando sobre el escenario.

Poco a poco vamos conociendo mejor a los personajes y viendo como han cambiado desde que eran un grupo de amigas post-adolescentes, sus problemas, sus traumas y sobre todo sus motivos para que se hayan reunido esta noche en su antiguo colegio y quieran invocar a Verónica. Sin ánimo de destripar nada simplemente diré que al final toda la verdad es bastante turbia y que no se ve venir, así que en esta parte chapeau para la historia.

Lo mejor. El resultado final que si bien tiene altibajos demuestra que los teatros también pueden ser un buen marco para las obras de terror. Por otro lado los efectos de luces y sonoros están muy conseguidos.

Lo peor. La duración es excesivamente corta y la obra tiene un primer acto muy desangelado donde prima el humo negro, así que cuando empieza lo “bueno” la obra termina en un plis plas.

El momento. Por friki me gusta cuando Lorena Berdún se pone a cantar Obús o tocar con el órgano “The Final Countdown” de Europe. También tiene un buen par de sustos muy artesanos todos ellos.

1 comentario:

XAVI dijo...

¿Lorena Berdún? ¿No hacía un programa de sexología en la 2?