domingo, agosto 31, 2014

VIÑETAS EN MOVIMIENTO XXI: Turok, Son of Stone (2008)


Hola amiguitos, bienvenidos un nuevo domingo a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares, hoy lo que toca es hablar de alguna película basada en un cómic y creo que la ocasión es bastante especial porque vamos a recuperar un título del año 2008 que está totalmente inédito en España y que aunque es un poco castaña no deja de ser curioso. Turok: Son of Stone, personaje que posiblemente muchos conozcáis por los míticos videojuegos que comenzaron en los años 90 en la genial Nintendo 64.

¿Qué cómic adapta? Turok es un indio americano que debutó en 1954 en la cabecera Four Colour Comics para posteriormente vivir sus propias aventuras en su cabecera en la editorial Gold Key donde se publicaron sus aventuras durante un par de décadas. En los noventa vivió un resurgir de mano de los videojuegos y la editorial Valiant en su primera andadura. Actualmente ha regresado al mercado de la mano de Dynamite Entertainment. Turok es un tebeo esencialmente de aventuras y ciencia ficción pues los protagonistas se ven mezclados con una especie de reino perdido donde los dinosaurios y los cavernícolas viven todavía, en etapas más recientes se dio una nueva vuelta de tuerca y se incorporaron los alienígenas a la ecuación.

¿De qué va? La historia versa sobre el destierro que sufre Turok debido a un terrible accidente cuando era joven con un miembro de su tribu, y como años más tarde, el hijo pródigo vuelve a su hogar cuando una tribu rival arrasa con los que antaño fueron sus seres más queridos. Motivado por la sed de venganza, Turok, acompañado de Andar (un joven guerrero), sigue al jefe de la tribu rival (que además había secuestrado a una persona muy importante para Turok) por un angosto pasadizo que lleva una tierra perdida, en la cual las tribus nativas indias se entremezclan con seres antidiluvianos y tribus de humanoides salvajes.

Opinión. Llevaba tiempo detrás de ver esta película, reconozco que no soy fan del personaje, pero sí que lo era de los videojuegos y con esto me he llevado la primera en la frente porque “sólo” hay dinosaurios e indios, no hay alienígenas con sus armas tochas que en pantalla habrían dado mucho juego. Digo esto porque pese a ser una película de dibujos animados es una auténtica barbarie de sangre y violencia.

Hay mucha acción y batallas multitudinarias, así como duelos y escaramuzas con dinosaurios por lo que veremos decapitaciones, amputaciones y mucha sangre, que me da que finalmente es el único reclamo de la cinta porque la historia es muy floja y los personajes son totalmente planos. El malo es malo porque es malo y punto, además llega un momento en que todo el mundo se encuentra en la tierra de los dinosaurios y ya están completamente instalados como si llevasen ahí toda la vida, el libreto es obra de Tony Bedard, guionista también de cómics al que suponía mucho más habilidoso.

Así que a la postre tenemos una sucesión de pelas con personajes planos, torpemente definidos y aunque la precisa duración del filme no da tiempo a que pienses en quitarla pues quizás podrían habérselo currado un poquito más porque el material literario pese a ser una lectura ligera se asemeja mucho a personajes como Tarzan o John Carter para que se hagan una idea.

El Momento. Me ha gustado ese punto de ruptura cuando parece que estamos viendo una versión cutre de Pocahontas que incluso imita hasta cierto punto el grafismo de Disney y de repente comienza todo el gore gratuito. Desde luego que ahí llamó mi atención.

Lo Mejor. La violencia que es algo realista en batallas donde todas las armas son hachas, cuchillos o lanzas y donde a la vuelta de la esquina puede comerte un dinosaurio. También es un punto a su favor que dure 76 y que así no se haga aburrida.

Lo Peor. Técnicamente es muy cutre, la banda sonora es inexistente o inapreciable y le falta algo más de chicha argumental, todo sucede un poco “porque sí”.