viernes, septiembre 19, 2014

EL BOSQUE DE LOS SUICIDAS de El Torres y Gabriel Hernández. Reinventando el terror.


La verdad es que cada vez estoy más enganchado a las historias del guionista español El Torres, en los últimos meses me he centrado en sus guiones para su genial iniciativa “Amigo Comics”, aventura editorial que publica tebeos de autores españoles directamente vía previews en América. Pero ahora también voy recuperando trabajos anteriores como “El Bosque de los Suicidas” publicada originalmente por IDW en el año 2011 y que Dibbuks ha reunido en un único volumen con un precio más o menos ajustado y un acabado precioso con tapa dura y un puñado de extras.

El Bosque de los Suicidas de El Torres, es una historia de terror a la japonesa en la línea del maestro Junji Ito, uno de los maestros del género. La historia está ambientada en el bosque de Aokigahara. Un lugar que existe realmente y que viene a ser la meca de los suicidas nipones, cada año cerca de un centenar de persona se quita la vida en ese bosque.

La trama se divide entre dos personajes, Alan, un americano que vive y Tokio y que recientemente ha cortado con su novia, la cual se suicida. La otra protagonista es Ryoko, una guarda forestal del bosque de Aokigahara que trabaja recogiendo cadáveres, está obsesionada con encontrar el cuerpo de su padre pues éste se suicidó en el bosque años atrás.

El Bosque de los Suicidas te atrapa desde la primera página, su atmosfera es mágica a la par que inquietante, los propios árboles donde la gente suele terminar con su vida son un personaje más de lo que El Torres nos quiere contar. Un guion sólido, una historia cerrada y unos cuantos momentos que según iba leyendo no podía leyendo no podía evitar imaginármelos en una película, en especial el tramo que nos cuenta sobre la tradición japonesa que conlleva pasar la noche en la morgue con cada cadáver de un suicida para evitar que su espíritu vague eternamente. Espeluznante la verdad.

Tradición, cultura y religión japonesas se dan cita en esta miniserie. El final me ha parecido sencillamente perfecto y muy coherente con las pistas que se van soltando aquí y allá. En el dibujo encontramos al ahora famoso Gabriel Hernández Walta unos años antes de que se firmase sus geniales episodios de Astonishing X-Men, su composición de página y sus expresivos rostros son el vehículo idóneo para hacer de “El Bosque de los Suicidas” una de las lecturas más frescas y recomendables del género.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Mike Lee dijo...

¡Qué buena pinta!
Tengo este cómic a la espera, a ver si me pongo con la obra de El Torres.

¡Saludos!

Yota dijo...


Gracias por el comentario Mike,

Lo cierto es que como guionista de género, no tiene precio, yo tengo que ponerme a ver lo que falta por leer y organizarme para ir pillando poco a poco sus obras