martes, septiembre 16, 2014

EXTREMODURO ¿demasiado viejo para ver a los Kiss de Plasencia?




Pues en plena regresión adolescente, el pasado sábado acudí en grata compañía a la madrileña plaza de Las Ventas a ver a Extremoduro por séptima vez si no me equivoco, la anterior fue hace seis años y el sabor de boca que me dejaron fue estupendo, este sábado pasado me lo pasé genial, aunque lo primero que hay que decir es que estos Extremoduro no son mis Extremoduro.

Porque yo he crecido ya unos añitos desde que flipaba con mi camiseta de “Iros Todos a Tomar por Culo” y cuando me sabía de memoria todas y cada una de sus canciones, canciones que en su mayoría hablaban de follar, de la vida de delincuencia (sin hacer apología de ella) y de drogas varias. Pero también canciones de amor con un punto de macarrismo muy importante. Pero yo he crecido, y ellos también y no se le puede negar a ninguna banda su derecho a evolucionar o a buscar un sonido con el que esté más a gusto. Además que sigue sonando a Extremoduro, la voz del Robe es la misma y que, joder, no estamos hablando de una evolución rollo Dover.

Hay muchas cosas que analizar de este concierto de Extremoduro. Un público que iba de los quinceañeros y post-adolescentes a directamente los treintañeros pasados como yo, una pista que estaba dividida en zona tranquila y zona marchosa dependiendo de las ganas de saltar de cada uno – tampoco es que me esperase un circle pit o un Wall of death -, tenían efectos de luces, un teclista y alguna vez un percusionista y coño el concierto comenzaba con un enorme contenedor de barco descendiendo desde lo alto del escenario ¡escenografía! ¡los Extremo con escenografía! Como si fueran los Kiss de Plasencia XD

En lo musical, me pareció que dieron un concierto impecable, con un muy buen sonido en las ventas, sobre el set, pues lo que he comentado, para mi la banda se acabó en Agila y de los dos discos publicados a finales de los 90 salvo un par de temas, pero de lo sacado este siglo hay algunas canciones – que sin tener ni puta idea de ellas- me gustaron, pero por lo general fueron tracas de tres o cuatro temas de una duración enorme, algunas superando los diez minutos que provocaron incluso que hubiera un paroncillo.

Extremoduro incluso presentó un tema nuevo llamado “Canta la Rana” que es una puta mierda. Pero compensó con creces que rescatasen un fragmento del “Pedrá” con el que me emocioné profundamente, así como con los clásicos “Prometeo”, “Ama, Ama y Ensancha el Alma”, “Sol de Invierno” y por supuesto “Jesucristo García” que jodieron parcialmente con un punteo de guitarra excesivamente largo y que no aportaba nada. El resto hasta componer veinticinco temas y tres horas de show como he dicho tuvo de todo.

De todas formas, me da que si puedo repetiré.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos plantamos en el Agila! Cantaba la rana, debajo del agua, que mierda fue eso xD

Yota dijo...


jajaja, eso mismo digo yo. Una puta nana... ni que fuera a cantarsela a los presos de la Modelo XD

XAVI dijo...

"¿Canta la Rana?" Pero... ¿Eso no era de María del Monte?

XD XD XD XD XD XD XD XD XD XD XD

Yota dijo...


Pues la verdad Xavi, es que en música mierder estoy bastante perdido XD