viernes, septiembre 12, 2014

IRON MAN: LOS ANILLOS DEL MANDARÍN




Jope, la etapa de Kieron Guillen ha terminado, sólo 28 números ha estado en Iron Man, pero claro la posibilidad de guionizar la serie de Ángela – que no se hasta que punto se creen en Marvel que tiene tirón – y ser parte del staff creativo del relanzado universo de Star Wars, además de todas sus series para las editoriales independientes pues le tienen bastante cogido por los huevos. Una pena porque creo que podría haber hecho grandes cosas con Tony Stark. De todas formas siempre nos quedarán este puñado de episodios para releer y disfrutar.

Guillen ha hecho muy bien los deberes y quien sabe si cuando se comenzó a publicar “Los Anillos del Mandarín” ya sabía que se piraría al terminar porque todo ha quedado atado y bien atado. Desde el motivo de que los anillos fueran inteligentes – todo muy bien relacionado con nuestro amigo el robot Rigeliano – pasando por Melekith y sus hordas de elfos derrotados ante el poder del hierro o el porque de los distintos portadores de los anillos, algunos de ellos viejos conocidos del Universo Marvel.

Como conocida es Ángel Oscuro, un personaje de la Marvel UK de los noventa que si no me equivocó dibujó nuestro Salvador Larroca poco antes de dar el salto a Estados Unidos. Yo sólo conocía el personaje por nombre pero escrita por Guillen tiene una dimensión totalmente nueva me huelo, cínica, pelirroja (impagables los chistes sobre esa atracción de Tony por las pelo rojo) y respondona, además suple las necesidades de conocimientos mágicos que tiene el personaje ya que como científico se muestra bastante escéptico sobre todo lo que no puede explicar con una fórmula matemática.

Sobre la historia en sí, poco que añadir, Tony Stark deberá enfrentarse a enemigos inéditos para él hasta la fecha por lo que precisará de buena parte de su ingenio para lograr salir victorioso, tarea que no será nada sencilla dadas las circunstancias, también lo que me ha gustado mucho es ver a Arno en una posición más protagonista y tomando por fin cartas en el asunto. Desgraciadamente me temo que con la marcha de Guillen todo el tema de que Stark es adoptado y lo que es el personaje de Arno en sí pasará a ser totalmente olvidado, en fin, mientras no lo contradigan… aunque creo que eso será pedir mucho. Los seis números que dura Los Anillos del Mandarín merecen ser releídos con calma seguidos todos de una tacada porque en ellos hay bastantes detalles que luego quedan esclarecidos en el climax final.

Dibujando hemos tenido a Joe Bennett que entintado por Scott Hanna ha sido cumplido con creces, aunque toda la parte artística queda eclipsada por las portadas de gente como Mike del Mundo, Christian Ward o In-Hyuk Lee.

NOTA: 7/10

No hay comentarios: