viernes, octubre 31, 2014

SITGES 2014. OVER YOUR DEAD BODY ¿Genialidad o Estafa?




Bueno, pues vamos con otra crítica de Sitges, la de hoy me ha sido muy complicada de escribir porque “Over Your Dead Body” es con diferencia la película que menos me ha gustado de Sitges 2014. Cierto es, que soy bastante conformista y que me suele gustar casi todo lo que veo porque mi abanico de gustos es muy amplio, pero una cosa es una cosa y otra cosa es un piano.

OYDB es la última locura de Takashi Miike, uno de los directos fijos en Sitges porque cada año presenta una película, si no dos, como el año pasado. Aún estoy desconcertado con la película, sigo sin saber muy bien que me quería contar Miike y eso me fastidia, porque por lo general me gusta mucho su obra, en lo oriental creo que sólo me gusta más Kitano.
Esta es la sinopsis oficial.

Un grupo de teatro ensaya un clásico de misterio, en el que la traición y la venganza ocupan un lugar central. La vida entre bastidores se verá salpicada de sangre cuando lo fantasmagórico abandone la ficción e irrumpa con terribles consecuencias en la realidad.

Desde el primer momento en que parece que realidad y ficción se tuercen me quedé bastante perplejo, no estaba seguro de si me encajaban las cosas y mira que iba receptivo de ver algo raro porque si hay algo que Miike no es, desde luego es convencional. No puedes esperar un filme que te lo explique todo en una pizarra, ni tampoco una estructura 100 % lineal.

Para mí el problema con OYDB es que por mucha mente  abierta que le eche, se me hace demasiado larga (los japoneses tienen un problema con la duración de las películas, parece que tienen que amortizar una cinta VHS grabando hasta el final) y que cuando llevaba una hora y no acababa de pillarlo todo, ya me importaba una puta mierda, porque lo quería es que se acabase.

Desde luego tiene toques interesantes, algunos momentos de violencia de género que no sabes hasta que punto son metafóricos para la protagonista femenina (me refiero a que lo interesante es la desconocida intención narrativa de Miike con esta escena, no la violencia en sí). Así mismo la fotografía es muy acertada y la forma en que se ha grabado gran parte del metraje, con la cámara muy baja, a ras del escenario y que hace que de verdad los espectadores de la película seamos espectadores en primer término del espectáculo surrealista que suele ser el cine de Miike.

Sin embargo creo que Miike de tanto jugar con la percepción del espectador, acaba por tomarle el pelo, así que como travesura OYDB está muy bien, pero como película en sí… otra cosa es ya lo que una cinta de este tipo pinta en Sitges, pero eso es otro cantar.

NOTA: 5/10